Una Galleta Un Cuento: Tarta de Chocolate Blanco y Negro de La Ratita Presumida

Hoy es un gran día, estoy doblemente contenta! Y supongo que os preguntaréis cuál es la razón de tanta alegría y es algo muy sencillo: AL FIN puedo participar en el reto Una Galleta Un Cuento que cada mes organiza mi querida Patricia de Patty’s Cake y encima me estreno con esta súper tarta que tenía muchísimas ganas de compartir con vosotros. Así que… ¿Qué más se puede pedir? Se me ocurre una cosa que lo hace aún más especial, la anfitriona de este mes es Lidia del blog Nunca es Demasiado Dulce, ¡así que es un estreno redondo porque ella es genial! 

Por si no conocéis este proyecto os cuento un poco de qué va: cada mes, la ganadora del mes anterior elige el cuento que prefiera (siempre que no haya salido) y cada participante preparar la receta que le inspire dicho cuento. Para este mes de Septiembre, el cuento que eligió Lidia fue “La Ratita Presumida” y yo no tuve duda que esta era la tarta ideal para una fiesta con esa temática. ¿No os parece?

Bueno pues por si os apetece prepararla en algún momento a continuación os dejo todo lo que necesitáis para hacerla en casa. Os adelanto que los bizcochos serán lo primero que hay que preparar para que les dé tiempo a enfriarse totalmente. Si queréis, podéis incluso prepararlos un día antes y dejarlos en la nevera bien envueltos en papel film. ¡Así se puede adelantar una parte importante del trabajo! Ahora sí que sí os cuento todo, ¡espero que os guste!

✴️ Bizcochos de Chocolate ✴️

INGREDIENTES:

  • 275gr Harina
  • 400gr Azúcar
  • 80gr Cacao en Polvo (sin azúcar)
  • 2 Cucharaditas Bicarbonato
  • 1/2 Cucharadita Sal
  • 2 Huevos L
  • 230ml Buttermilk (220ml Leche + 10ml Zumo Limón o Vinagre)
  • 200gr Aceite Girasol
  • 1’5 Cucharadita Pasta o Esencia de Vainilla
  • 225ml Agua Muy Caliente

ELABORACIÓN:

  • Precalentamos el horno a 175ºC.
  • Preparamos los moldes engrasándolos y poniéndoles una base de papel vegetal. Con estas cantidades da para 3 bizcochos en moldes bajitos de 18cm pero yo he hecho dos bizcochos un poco más altos (llenando más el molde que si lo dividiera en tres) y con la masa restante aprovecho para preparar unos cupcakes. En este caso me gusta hacerlo de esta forma porque el otro bizcocho lleva coco y nueces, y como es un alérgeno muy común si hay alguien que no lo pueda comer tiene esta otra opción con los cupcakes que rellenaremos con la crema que nos quede de la tarta.
  • Ponemos en el bol de nuestra amasadora todos los ingredientes secos (harina, azúcar, cacao, bicarbonato y sal) y lo mezclamos y aireamos bien con la herramienta pala. Lo hacemos a velocidad mínima, ya que no podemos ponerlo muy fuerte porque se nos “escaparían” los ingredientes del bol.
  • En una jarra, mezclamos el aceite y el buttermilk y reservamos.
  • Vamos añadiendo los huevos a los secos. Para ello, los batimos ligeramente y los vamos incorporando de uno en uno y subimos un poco la velocidad (en el 3 aproximadamente). Batimos durante unos dos ó tres minutos.
  • Incorporamos ahora la mezcla de buttermilk y aceite y seguimos mezclando a la misma velocidad un par de minutos más.
  • Bajamos la velocidad para que no salpique y añadimos la vainilla y el agua. Lo dejamos otro par de minutos.
  • A continuación lo repartimos en los moldes con ayuda de una cuchara grande para poner la misma cantidad de masa en todos los moldes.
  • Lo llevamos al horno y lo dejamos unos 30 minutos o hasta que al pincharlo con un palillo este salga limpio.
  • Cuando los saquemos, los dejamos unos 10-15 minutos en el molde sobre una rejilla y luego desmoldamos con cuidado (son frágiles) y dejamos que se enfríen totalmente sobre la rejilla.

✴️ Bizcocho de Chocolate Blanco ✴️

INGREDIENTES: Para un bizcocho de 18cm

  • 85gr Mantequilla
  • 30gr Chocolate Blanco
  • 85ml Agua
  • 90ml Buttermilk (80ml leche + 10ml zumo limón)
  • 1 Huevo (ligeramente batido)
  • 100gr Harina
  • 50gr Nueces Troceadas
  • 120gr Azúcar
  • 15gr Coco Rallado
  • 1/4 Cucharadita Levadura
  • 1/4 Cucharadita Bicarbonato

ELABORACIÓN:

  • Lo primero que hacemos es preparar el molde, para ello lo engrasamos y forramos la base.
  • A continuación encendemos el horno a 175ºC con calor arriba y abajo y dejamos que se vaya calentando.
  • Empezamos ahora con la preparación del bizcocho. Antes de nada ponemos en un cazo a hervir el agua y la mantequilla y cuando llegue al punto de ebullición retiramos del calor, le añadimos el chocolate blanco, esperamos un par de minutos para que coja algo de calor y lo removemos bien hasta que esté todo bien integrado. Reservamos para que se temple.
  • En un bol, mezclamos el huevo batido con el buttermilk y reservamos para añadir luego a la masa.
  • En otro bol diferente mezclamos bien con unas varillas la harina, el azúcar, el coco, la levadura y el bicarbonato, luego le añadimos las nueces troceadas y mezclamos un poco más.
  • Seguidamente incorporamos la mezcla de mantequilla y leche y luego la de huevos y buttermilk de forma envolvente.
  • Lo vertemos en el molde que habíamos preparado y llevamos al horno unos 20 minutos o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.
  • Cuando lo saquemos, lo dejamos unos 5 – 10 minutos que temple en el molde y luego lo sacamos y lo dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla.

✴️ Buttercream de Chocolate Blanco ✴️

INGREDIENTES:

  • 250gr Mantequilla
  • 180gr Azúcar Glass
  • 150gr Chocolate Blanco
  • 2 Cucharaditas Esencia Vainilla
  • Colorante Rosa (o de vuestro color preferido)

ELABORACIÓN:

  • Lo primero de todo es fundir el chocolate blanco para que se vaya templando. Para eso lo ponemos al baño maría o en el microondas con pequeños golpes de calor con mucho cuidado de que no se queme. Para ayudar a que se nos funda podemos ponerle una cucharadita de leche o de mantequilla. Una vez esté fundido reservamos.
  • Ponemos en el bol de nuestra amasadora la mantequilla a temperatura ambiente y que esté tipo pomada junto con el azúcar glass tamizado. Batimos con la herramienta pala al principio despacio y luego vamos aumentando la velocidad. Necesitamos que blanquee y que quede una textura muy esponjosa. También se puede hacer perfectamente con una batidora de doble varilla.
  • Cuando lleguemos a este punto le añadimos el chocolate blanco (siempre que esté fundido pero frío, para que no derrita la mantequilla) y la esencia de vainilla y mezclamos hasta que esté todo bien integrado.
  • Una vez esté listo podemos empezar a montar la tarta. Este paso es preferible hacerlo justo antes de montar la tarta, si lo hacemos el día anterior y lo llevamos a la nevera luego tendremos que dejar que vuelva a temperatura ambiente y batir para que adquiera la textura deseada.

✴️ Ganache de Chocolate para el Drip ✴️

INGREDIENTES:

  • 120gr Chocolate Negro
  • 75ml Nata de Montar
  • 20gr Mantequilla

ELABORACIÓN:

  • Ponemos la nata en un cazo a fuego medio hasta que alcance el punto de ebullición.
  • Llegado ese momento retiramos el cazo del fuego y le añadimos el chocolate. Dejamos unos minutos que coja calor y luego lo movemos todo para integrar.
  • Por último añadimos la mantequilla y, con ayuda de una lengua, movemos hasta que veamos que se ha fundido y tenemos una mezcla homogénea.
  • Dejamos templar para que no esté muy caliente a la hora de ponerla (y no derrita la buttercream) y para que de esta forma se creen los “chorreones” más gorditos.

✴️ Montaje de la Tarta ✴️

  1. Cortamos, si es necesario, los copetes de los tres bizcochos para que estén lo más rectos posible. Los dejamos a mano para ir montando la tarta.
  2. En el plato o stand elegido pondremos primero una capa de bizcocho de chocolate negro.
  3. Luego ponemos una capa de buttercream. Para que quede bien repartido y llegar bien a los bordes yo lo hago con una boquilla grande y una manga pastelera. Si se nos sale un poco por los lados no pasa nada porque luego la extenderemos.
  4. Ponemos ahora la capa de bizcocho de chocolate blanco y repetimos el proceso de la buttercream.
  5. Colocamos ahora el último bizcocho, el segundo de chocolate negro. Lo hacemos poniendo hacia arriba la parte que teníamos hacia abajo en el molde.
  6. Con ayuda de una espátula con codo o de vuestra herramienta favorita para este proceso vamos a cubrir los huecos que quedan entre la crema y los bizcochos y alisamos tipo Nude Cake. Queremos que quede lisa pero se vean los bizcochos.
  7. Para darle un toque más especial cogemos un poco de buttercream y le ponemos el colorante elegido. Como veis yo le puse rosa. Ponemos un poco y extendemos igual que hicimos antes, con intención de que se sigan viendo los bizcochos.
  8. Con la crema que vayamos quitando de los laterales cubrimos un poco la parte superior para que quede aún más lisa.
  9. Llevamos unos minutos al frigorífico para que la tarta tome cuerpo y se vaya enfriando. Si hace mucho calor y es necesario hacerlo más veces pues pararemos el montaje para hacerlo.
  10. Es el momento ahora de transformarla en “Drip Cake”. Para ello ponemos la ganache de chocolate en un biberón y vamos colocando los chorritos alrededor de nuestra tarta. El chocolate que nos quede lo colocaremos por la parte superior alisándolo con la espátula y luego podemos poner unos chorritos extra por encima para darle algo de textura. Como veis yo lo hice así.
  11. Ahora, ponemos en una manga con una boquilla rizada buttercream con y sin colorante, alternando un poco de cada, y con ella vamos haciendo los adornos que veis alrededor u otro que prefiráis, ¡esto ya es cuestión de gustos!
  12. Para terminar de “rematarla” yo le puse unas sprinkles de estrellitas en blanco, rosa y amarillo que le venían ideales y un poco de purpurina comestible.

¡Y ese es el resultado final! Lamento no tener tarta del corte pero la preparé para el cumple de una amiga y desapareció tan rápido que no me dio ni tiempo… Os aviso que queda una tarta muy muy jugosa y con una combinación de sabores exquisita, creo que es una de las más ricas que he hecho hasta ahora! Si queréis hacerla sólo con los bizcochos de chocolate también podéis hacerla, de hecho yo preparé esta que os muestro ahora sólo con dos bizcochos de chocolate y la misma cobertura. ¿Qué os parece?

Por último sólo me queda recomendaros que os paséis a ver todas las propuestas que se han hecho este mes y veréis cómo os sorprendéis… ¿Que dónde podéis hacerlo? Pues sólo tenéis que pinchar en este enlace y dejaros enamorar!

Espero de verdad que os haya gustado tanto como a mí prepararla y compartirla, ¡si alguien se anima a hacerla espero que me cuente los resultados y que la disfrute muchísimo! Os veo pronto con nuevas propuestas para seguir disfrutando. ¡Un abrazo!

18 comentarios en “Una Galleta Un Cuento: Tarta de Chocolate Blanco y Negro de La Ratita Presumida

    1. ¡Muchísimas gracias! Siempre que preparo una tarta sorpresa voy como con miedo de que a la persona le guste, pero por suerte a mi amiga le encantó! De hecho le gustó tanto que la segunda opción que muestro fue una que ella me pidió. ¡Así que genial! 😀 Un beso y gracias por pasarte! 😉

  1. Que maravilla!! Me ha enamorado esta tarta!! No solo porque es preciosa sino porque la combinación de los dos sabores me parece ideal además que me parece muy original que hayas puesto las capas de chocolate negro en los estremos y las de blanco en el centro, debe verse muy chulo el corte!!
    Por cierto tu también eres genial Cristi, gracias por tus palabras. Muchos besos!!

    1. Era muy chulo cómo se veía, menuda rabia no poder hacer foto del corte… Como me dijeron ayer por Instagram: voy a tener que repetirla!!
      Gracias a ti siempre! Un besazo! 😉

    1. Muchísimas gracias!! Estoy muy contenta con el estreno y espero poder volver prontito, a ver si me organizo y voy buscando ideas para la siguiente propuesta! Un beso!! 😀

    1. ¡¡Yo la veía súper ideal para esa fiesta desde luego!! Me encanta que te guste, espero poder participar pronto de nuevo! Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *