Roscón de Reyes Fácil: Clásico y de Chocolate

Ay! Que creía que no me daba tiempo pero al final lo conseguí! 😄 Hasta ayer no conseguí sacar un hueco para ponerme con la receta de roscón y no las tenía todas conmigo, porque con eso de probar cosillas nuevas no se sabe si saldrá bien… Pero lo llevé de postre para una cena y creo que pasó la prueba! 🙌

En casa siempre tenemos el dilema de qué gustará o apetecerá más, si el roscón clásico o el de chocolate, ¿no os pasa? Pues con esta receta que os traigo tenéis la solución. Además en mi caso lo rellené entero del mismo sabor porque ya sí que no me daba tiempo a más, pero si sacáis unos minutillos extra podéis rellenarlo también a mitades y así seguro que acertamos con todos, ¿verdad?

INGREDIENTES:

  • 80gr Azúcar (se puede sustituir el azúcar por miel para que aguante tierno más tiempo)
  • Ralladura de 1 Limón
  • Ralladura de 1 Naranja
  • 85gr Leche
  • 45gr Mantequilla
  • 2 Huevos
  • 20gr Levadura Fresca
  • 8gr Agua de Azahar
  • 375gr Harina de Fuerza
  • 1 Pizca de Sal
  • 2 Cucharadas de Cacao Sin Azúcar (reservamos para la parte de chocolate)
  • Para Decorar: Azúcar humedecida, Almendra laminada, Fruta escarchada, Otros frutos secos…

Para el Relleno de Chocolate Blanco:

  • 200ml Nata para Montar (muy fría)
  • 120gr Chocolate Blanco Fondant
  • 20gr Mantequilla

ELABORACIÓN:

  • Lavamos y secamos bien el limón y la naranja para quitar toda la humedad posible. Luego le rallamos la piel sobre el azúcar y lo trituramos todo junto para que los cítricos suelten todo el aroma.
  • Calentamos la leche (sólo es necesario que se temple) y desleimos en ella la levadura.
  • En el bol de la amasadora vamos incorporando todos los ingredientes (excepto el chocolate, que lo reservaremos para más tarde). Cuando estén, amasamos unos 10 minutos a velocidad baja. Pasado ese tiempo debemos tener una masa ligeramente pegajosa pero que no se nos quede toda en las manos. Si está demasiado pegajosa podemos incorporar una cucharada más de harina.
  • Dividimos la masa en dos y una de las mitades la ponemos en un bol engrasado tapada con un papel film para que empiece su levado.
  • La otra mitad la dejamos en la amasadora y le añadimos las dos cucharadas de cacao y amasamos hasta que se integre ligeramente. Si vemos que tarda demasiado podemos terminar de incorporarlo con las manos.
  • Luego la ponemos en otro bol engrasado y la tapamos con un film.
  • Debemos dejarlas reposar hasta que ambas masas doblen su volumen (la de chocolate crecerá un poco menos probablemente).
  • Cuando finalice este primer levado, amasamos con las manos unos minutos cada masa para que suelten el aire. De cada una de las mitades debemos sacar tres bolas y colocarlas de forma alterna en un molde desmontable previamente engrasado y con algo en el centro que sea resistente al calor para que no se nos cierre el roscón mientras leva ni durante el horneado. Yo he usado un vaso pero podéis coger un molde con chimenea o lo que tengáis a mano (incluso os puede valer una bola de papel albal). Eso sí, no olvidéis engrasar lo que pongáis en el centro.

  • Una vez esté formado el roscón lo dejamos levar en el molde hasta que doble su volumen.
  • Precalentamos el horno a 180º con un recipiente pequeño con agua en la base interior.
  • Antes de hornear, pintamos con huevo y decoramos con montoncitos de azúcar ligeramente humedecida, almendra laminada o lo que prefiramos.
  • Llevamos al horno y dejamos que se haga durante unos 20-25 minutos o hasta que empiece a dorarse.
  • Una vez hecho, lo sacamos y dejamos en el molde sobre una rejilla unos 5 minutos y después desmoldamos y dejamos enfriar completamente sobre la rejilla.
  • Esperamos a que esté frío para cortarlo y rellenarlo.

Para Preparar el Relleno:

  • Un rato antes de empezar con el relleno metemos las varillas en el congelador para que estén totalmente frías cuando las vayamos a usar.
  • Mientras se enfría el roscón preparamos el relleno siguiendo los pasos.
  • No olvidéis que la nata debe estar muy muy fría para que monte bien. Yo la metí un rato en el congelador y luego en la nevera porque se me había pasado meterla el día antes.
  • Derretir el chocolate blanco con la mantequilla al baño maría o en el microondas con golpes cortos de calor para que no se nos queme.
  • En un bol de cristal o cerámica o en uno de plástico bien limpio para que no haya problemas con el montaje, vertemos la nata y empezamos a batir con las varillas. Empezamos despacio y vamos subiendo hasta terminar con la máxima velocidad posible.
  • Cuando la nata esté montada, añadimos el chocolate ya templado. Si está más caliente de lo que debería la nata parecerá que se corta, pero se puede seguir batiendo y se incorpora todo.
  • Ponemos la crema en una manga pastelera y rellenamos el roscón. Hay que tener en cuenta que el centro no se ve pero el borde sí, por lo que es mejor hacerlo con una boquilla bonita y quedará mejor estéticamente.

Evidentemente podéis preparar el relleno que más os guste. Por ejemplo, si lo queréis de chocolate negro podéis cambiar el blanco por el otro tipo con las mismas proporciones y seguir los mismos pasos. O si lo queréis de trufa igual pero añadiéndole un chorrito de licor. ¿Cuál es vuestro sabor favorito?

Antes de terminar… ¿Queréis saber mi truco para hacerlo aún más rápido? ¡El levado exprés! Los tiempos de levado ya sabéis que varían según la temperatura, la humedad… Así que como siempre voy contrarreloj utilicé el horno para ayudarme con los levados. Para ello puse el horno en la temperatura mínima que me permite (en mi caso 50º) y como es demasiado alta le dejé la puerta abierta. De esta forma conseguimos crear un clima muy cálido y que los levados se hagan en mucho menos tiempo. ¡Probadlo y me contáis! 😉

¡¡Pues hasta aquí la receta de este súper roscón!! Espero que os haya gustado y os animéis a probarlo. Yo seguro que lo repito en estos días, porque este ha desaparecido… ¡Nos leemos pronto! 😘

3 comentarios en “Roscón de Reyes Fácil: Clásico y de Chocolate

  1. Hola Cristi!! Andaba yo preparando mi receta de roscón para este año y estaba indecisa si hacerlo normal o de choco, al ver tu idea me ha encantado, porque me solucionas la duda. Me pasa que a mi me custa tradicional pero en casa hay muchos chocolateros qe me o piden así que asunto resuelto!! Gracias por la idea. Besos

    1. Eso mismo me pasó a mí Lidia, que pregunté y como no nos decidíamos pues me lancé a hacer la versión de doble sabor. ¡Estoy deseando que te animes y me cuentes! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *