Risotto de Calabaza con Amaretti

Ya hace un tiempo os dejé la receta de risotto de azafrán y setas, un plato que repito mucho en casa porque nos encanta y es súper sencillo. Y hoy os traigo otro risotto, una propuesta realizada con el relleno de una pasta, receta de Tesimpasta (ya sabéis que siempre os la recomiendo para aprender sobre pasta y recetas italianas).

La mezcla con la calabaza le da un toque muy especial con la calabaza asada, el queso y los amaretti (unas galletas italianas de almendra amarga). Venga, ¡que os cuento cómo prepararlo!

INGREDIENTES:

Para la crema de calabaza y amaretti:

  • 700 gr Calabaza (tipo cacahuete)
  • 75 gr Amaretti
  • 35 gr de Mostarda Mantovana de Manzana (yo no tenía y lo sustituí por mermelada de albaricoque con una cucharada de mostaza)
  • 50 gr de Grana Padano Rallado (si no lo encuentras puedes poner parmesano de al menos 24 meses de curación)
  • Ralladura de medio Limón
  • 1/2 Cucharadita Nuez Moscada

Con estas cantidades yo tuve para hacer risotto de calabaza y amaretti dos veces, para 3/4 personas cada vez.

Para el Risotto:

  • 300 gr Arroz Carnaroli
  • 60 gr Cebolla Troceada Pequeña
  • 1 Chorro de Aceite de Oliva
  • 20 gr de Mantequilla
  • 75 gr Vino Blanco
  • 500 gr Caldo de Ave

ELABORACIÓN:

De la crema de calabaza y amaretti:

  • Partir la calabaza y ponerla a trozos con la piel hacia abajo en la bandeja del horno. Luego asarla hasta que esté tierna.
  • Retiramos la piel cuando esté fría y trituramos todos los ingredientes juntos. Si queda demasiado líquida podemos añadir más queso rallado.

Del Risotto:

  • Comenzamos poniendo a fuego medio el aceite con la mantequilla y vamos cortando la cebolla bien pequeña. Cuando el aceite y la mantequilla estén calientes añadimos la cebolla picada y la dejamos pochar. Este será el recipiente en el que cocinaremos el arroz a continuación así que hay que tenerlo en cuenta para seleccionar uno de tamaño medio – amplio.
  • Mientras se hace la cebolla ponemos en otro cazo a fuego alto el caldo de ave para que vaya cogiendo calor, necesitamos que esté hirviendo a la hora de añadirlo al arroz. Si llega a este punto antes de añadirlo le bajaremos un poco la potencia y luego volvemos a subir justo antes de incorporar al arroz.
  • En la olla con la cebolla añadimos ahora el arroz hasta que tenga un tono anacarado y desglaseamos con el vino blanco. Dejamos evaporar y mojamos el arroz con el caldo hirviendo.
  • Hay que tener siempre líquido en este cazo pero sin que cubra, lo justo para que vaya absorbiendo el arroz e ir añadiendo un cazo más de caldo cuando veamos que se va “agotando”. Así estaremos durante unos 15 minutos que es el tiempo que tarda en hacerse el arroz, removiendo frecuentemente.
  • Pasados estos 15 minutos y vamos al paso del “mantecado”, momento en el que añadimos la crema de calabaza y amaretti. Removemos hasta conseguir una textura muy cremosa, como se dicen en italiano “all’onda” (ni muy líquido ni muy pastoso).
  • Y así ya tendríamos listo nuestro risotto.

Es recomendable preparar la crema de calabaza al menos un día antes, aunque se puede hacer con más antelación y congelarla. Es una forma genial de adelantar trabajo si lo queremos para un día con invitados o para no tener que estar liado el día antes.

Al servirlo, le puedes poner un poco de queso rallado por encima (el que hayas usado para la crema) y unas galletas amaretti enteras o troceadas.

¿Qué os parece esta propuesta? ¡Espero que os haya gustado y os animéis a probar! Ya veréis qué cosa taaaan rica… 😋😋

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *