Quiche de Acelgas y Roquefort

Un plato que me encanta y que repito con variaciones es la quiche, ya os dejé una de verduras aquí y también la tradicional de bacon y queso aquí, pero hoy os traigo uno de los últimos experimentos que he hecho, con hojas de acelgas y roquefort.

Si no os gusta el sabor de este tipo de queso podéis sustituirlo por un queso curado u otro más suave, o directamente hacerla sin queso. Yo soy de esas que a cada plato que puede le pone un poco de queso, así que siempre me parece que le queda bien… ¿A quién más le pasa? Así que nada, si sois “quesoadictos” veréis como de verdad os gusta esta receta, que podéis preparar para una cena o como entrante en porciones e incluso si hacéis en versión mini puede ser una idea para los aperitivos de los días de fiesta.

INGREDIENTES:

  • Las Hojas de un Manojo de Acelgas (o una bolsa de espinacas si lo preferís)
  • 1/2 Cebolla Pequeña
  • 2/3 Ajos
  • 1 Chorro Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 Lámina Masa Quebrada
  • 200ml Nata Cocinar
  • 3 Huevos
  • 90gr Roquefort Picado (se puede poner un poco más o menos, según gustos)
  • 100gr Carne Picada (ya guisada)
  • Sal y Pimienta al Gusto
  • Champiñones para decorar (opcional)

ELABORACIÓN:

  • Comenzamos por preparar las hojas de acelgas (o espinacas). Para ello pochamos la cebolla bien picada en el aceite y le añadimos el ajo cortado lo más pequeño que podamos. Cuando esté, añadimos las acelgas y vamos removiendo hasta que eliminen toda el agua y se evapore. Reservamos y dejamos que, al menos, se temple.
  • La carne picada también la cocinamos previamente, yo la he hecho con un poco de cebolla pochada, perejil y un chorrito de vino, pero podéis prepararla de la forma que más os guste.
  • Una vez tengamos esta primera parte, vamos a pre-hornear la masa quebrada. Ponemos nuestra masa en el molde elegido con un papel vegetal (en todo el molde o en la base), encima le ponemos otro papel vegetal y cubrimos con unos garbanzos. Llevamos al horno precalentado a 180º y dejamos unos 15-20 minutos o hasta que veamos que está más o menos hecha (sin que se dore demasiado).
  • Luego, en un bol, batimos los huevos, le añadimos la nata y salpimentamos al gusto. Incorporamos las acelgas sofritas, el roquefort y la carne picada. Mezclamos bien hasta integrar.
  • Vertemos la mezcla sobre la masa ya horneada y llevamos al horno precalentado a 190º, dejamos unos 20minutos, si vemos que se dora mucho por arriba podemos cubrirlo con un papel de aluminio o poner el horno sólo con calor en la parte de abajo.
  • Sacamos del horno y dejamos templar 5 minutos. Luego podemos comerla directamente, templada o incluso frías, ¡está buena de todas formas! Y también se puede preparar el día anterior si queréis ir adelantando trabajo.

¿Cuáles son vuestros ingredientes favoritos para hacer una quiche? Os propongo una idea: si me decís alguna idea de ingrediente puedo hacer alguna otra versión de quiche con ellos, ¿qué me decís?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *