Pan Fácil en Versión Normal y Semi-Integral

Cuando vi que @Ayose_VP no paraba de hacer pan me moría de la envidia porque aún tengo muchas cosas que aprender al respecto y sus panes tienen pintaza… Así que cuando compartió en sus stories esta receta de pan fácil decidí ponerme manos a la obra y probar a partir de ahí. ¡Y vaya lo que está dando de sí!

Os la dejo a continuación con el paso a paso de cómo la hago yo, ¡espero que os sirva y os ayude! Y si no habéis hecho nunca pan os animo de verdad a que la probéis porque es súper sencilla.

INGREDIENTES PAN BLANCO:

  • 500 gr Harina (250 gr de Fuerza + 250 gr Panificable o simplemente 500 gr Panificable)
  • 340 gr Agua Tibia
  • 6 gr Levadura Fresca (se puede sustituir por 2 gr de levadura seca de panadero)
  • 10 gr Sal Fina
  • 1 Cucharada Miel

INGREDIENTES PAN SEMI INTEGRAL:

  • 375 gr Agua Tibia
  • 220 gr Harina Blanca (de fuerza o panificable)
  • 220 gr Harina Panadera Integral
  • 60 gr Harina Integral de Centeno
  • 6 gr Levadura Fresca (se puede sustituir por 2 gr de levadura seca de panadero)
  • 10 gr Sal Fina
  • 1 Cucharada Miel
  • Opcional: 1 Cucharada Semillas de Amapola (se añade a la vez que la sal y la miel)

Nota: La versión semi integral necesita más agua porque este tipo de harina absorbe más líquido. 

ELABORACIÓN:

  • Comenzamos templando el agua y diluyendo la levadura en ella. Reservamos.
  • En un bol, ponemos las harinas y las mezclamos con una espátula o una rasqueta.
  • Seguidamente le añadimos el agua con la levadura y, cuando esté más o menos mezclado lo dejamos reposar unos 10/20 minutos. En este tiempo tiene lugar lo que se conoce como autólisis.
  • Pasado este tiempo añadimos la sal y la miel y seguimos moviendo para integrarlo. Podemos hacerlo en el mismo bol moviendo la masa (sin romperla) o siguiendo el amasado francés.
  • Cuando veamos que está todo integrado, la ponemos en el bol y, con la mano humedecida, le damos 5 pliegues de la siguiente forma: cogemos un pellizco de masa y tiramos hacia arriba, giramos un poco y volvemos a hacer lo mismo, como si tuviéramos un saco (en los stories de @Ayose_vp lo tenéis en vídeo). Una vez hecho esto, tapamos con un trapo y dejamos reposar 15 minutos.
  • Transcurrido este tiempo, nos humedecemos la mano y repetimos los 5 pliegues. Este paso lo repetimos 3 veces (reposará por tanto 45 minutos y, cada 15 minutos, le damos los 5 pliegues).
  • Cubrimos el bol con un film transparente y lo llevamos a la nevera un mínimo de 12 horas pero queda mejor si lo dejamos algunas más. Yo he aguantado hasta 24 horas y genial el resultado.
  • Cuando vayamos a hacer el pan, enharinamos ligeramente la encimera y volcamos la masa con ayuda de una espátula o rasqueta.
  • Le damos unos pliegues hacia dentro (aproximadamente 4) para darle tensión pero sin maltratarla mucho y giramos con cuidado. Boleamos apretando con el lateral de las manos hacia abajo para que la superficie quede lo más lisa posible.
  • Lo ponemos en un banetón enharinado o en un bol con un trapo y harina espolvoreada. Así debe reposar aproximadamente una hora a temperatura ambiente (en verano será algo menos).
  • Media hora después, encendemos el horno a 250º con calor arriba y abajo y con un recipiente con agua en el fondo para que se vaya creando humedad. La piedra o bandeja sobre la que lo vayamos a hacer debe estar dentro del horno.
  • Sacamos del banetón a una superficie rígida (como una bandeja de galletas con un papel de hornear) y greñamos (hacer algún corte en la superficie).
  • Creamos un poco más de humedad en el horno echándole agua con un pulverizador en las paredes laterales y en el fondo y metemos el pan con ayuda de la bandeja (la bandeja es sólo para deslizar el pan sobre la piedra o bandeja que ya está caliente en el horno, como vemos que hacen con las pizzas y demás).
  • Cuando metamos el pan, ponemos calor sólo abajo a 250º durante unos 20 minutos. Pasado ese tiempo sacamos el bol con agua rápidamente y ponemos de nuevo calor arriba y abajo, esta vez a 220º. Dejamos unos 25/30 minutos más. Para terminar podéis apagar el horno y dejar el pan dentro unos 5 minutos con el horno entreabierto, esto ayuda a obtener una buena corteza.
  • Para saber si el pan está hecho hay dos opciones: comprobar con un termómetro de pincho si la temperatura del centro del pan supera los 96º o golpear en la parte de abajo como si se llamara a una puerta (debe sonar hueco, cuidado con no quemarse).   .

¡Y hasta aquí la receta! La verdad es que es mi primera receta panarra y me ha costado bastante escribirla… Así que si tenéis cualquier duda o en algo no me he explicado bien por favor no dudéis en escribirme.

Una cosa importante es que para un buen pan necesitamos una buena harina. Sí, como para todo, pero en el caso del pan no me refiero a una harina de marca… Es mejor salirse de los típicos supermercados y buscar tiendas más especializadas. Yo estoy muy contenta con las que utilizo y en las fotos que veis he utilizado harinas de El Amasadero y de Ylla 1878.

¡Espero que os haya gustado y que os lancéis conmigo al mundo panarra! Por favor mandadme fotos o comentarios si lo hacéis porque me encanta saber que os animo a probar cosas nuevas en la cocina. 😊💛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *