Bomba de Hojaldre y Queso Camembert

Hace ya bastante tiempo que vi esta receta en Facebook, en la página de ChefClub España, y desde entonces la tenía en mi lista de pendientes para probarla. Como veréis en la receta original utiliza diferentes ingredientes para el relleno pero quise probar con esta combinación.

El resultado es muy vistoso y sabroso, a continuación os cuento algunos trucos. ¡Es un plato que os puede hacer quedar genial, así que os animo a que lo probéis! 😉

INGREDIENTES:

  • 1 Lámina de Hojaldre Redonda
  • 1 Queso Camembert
  • 1 Cebolla Pequeña
  • 250gr Carne Picada Guisada
  • 1 Huevo (para pintar el hojaldre)
  • Semillas de Amapola (para decorar)

ELABORACIÓN:

  • Precalentamos el horno a 150º-160º.
  • Empezamos preparando el relleno, para lo que cortamos la cebolla en trozos pequeños y la ponemos a fuego medio para que se poche. Una vez esté, le añadimos la carne y lo mezclamos muy bien. Para la carne yo he usado carne guisada con ajo, cebolla, perejil y un poco de vino blanco.

  • Extendemos la placa de hojaldre, cortamos el queso camembert por la mitad y lo colocamos a la espera de tener listo el relleno. Para cortar bien el queso es mejor que esté bien frío, así que es mejor que esperemos para sacarlo de la nevera justo en este momento.
  • Mientras tanto, vamos haciendo el corte de la placa de hojaldre. Yo he usado un aro de emplatar de 9cm para hacer las marcas y luego cortar con un cuchillo pequeño. Podéis usar una taza, un vaso, un cortante de galleta… ¡Lo que tengáis a mano! Luego, los vértices donde se unen los círculos los cortamos rectos hasta la base del queso.

  • Ponemos ahora el relleno en el centro del queso y lo tapamos con la otra mitad. Vamos cerrando el hojaldre con cada parte, presionando bien los laterales e incluso humedeciéndolo un poco para que quede bien sellado. Si no desarrollamos bien este sellado el queso se terminará saliendo cuando se funda.

  • Pintamos toda la superficie con huevo batido y espolvoreamos una o dos cucharadas de semillas de amapola.
  • Lo llevamos al horno previamente precalentado y lo dejamos que se haga durante unos 35-40 minutos o hasta que esté dorado. Si empieza a dorarse antes de tiempo podemos taparlo con un poco de papel albal, pero no es conveniente sacarlo muy pronto porque se quedará cruda una parte del hojaldre.

¿Veis que no tiene ninguna complicación? Además podéis cambiar el relleno por otras combinaciones aún más sencillas. ¡Espero que os animéis a probar y me contéis qué os parece y cómo os ha quedado! 😃

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *