Mantecadas Florentinas

¡Hola! Hoy vengo con una receta de esas típicas que están anotadas en un papel y guardadas en el cajón de la cocina desde hace mucho tiempo y no tienes claro ni de dónde ha salido… Estas mantecadas las había hecho varias veces en casa con mi madre y me apetecía traéroslas porque es un dulce de esos tradicionales que son sencillos y gustan a muchos.

Son ideales para tomar en la sobremesa con un café, en una merienda o cuando más os apetezcan. ¡Cuestión de gustos! 😉

Os dejo con la receta a ver qué os parece. 🙈

INGREDIENTES:

  • 230 gr Manteca de Cerdo (a temperatura ambiente)
  • 350 gr Harina Normal
  • 100 gr Harina de Fuerza
  • 150gr Azúcar Glass
  • 1 Cucharadita de Canela
  • Ralladura de 1 Limón
  • 1 Huevo (para pintar)
  • Para Decorar (opcional): sésamo, semillas, pipas, guindas…

Nota: Con estas cantidades me dio para 28 mantecadas de unos 5 cm de diámetro y 1 cm de grosor. Si queréis más podéis multiplicar las cantidades.

ELABORACIÓN:

  • Precalentamos el horno a 150º C con calor arriba y abajo.
  • En un bol, ponemos todos los ingredientes (excepto el huevo y las decoraciones) y mezclamos bien con una espátula o directamente con las manos. Yo siempre empiezo haciéndolo con la espátula pero finalmente termino pringándome ya que es la forma en la que mejor se consigue que quede una mezcla homogénea.
  • Cuando tengamos todos los ingredientes integrados, ponemos la masa entre dos trozos grandes de papel vegetal y la estiramos a un grosor de 1 cm aproximadamente. Podemos hacerlo a vista, con unas guías o con un rodillo ajustable como este (es el que yo uso y me encanta, lo tenéis en Claudia & Julia por ejemplo).
  • Una vez la masa esté estirada y lisa, la vamos cortando con los cortadores elegidos y la pasamos a la bandeja del horno con un papel vegetal o a una bandeja para galletas como esta.
  • Repetimos el proceso hasta que hayamos hecho todas las mantecadas. Los recortes los vamos agrupando, amasamos un poco para unir y volvemos a estirar. Así hasta que ya no quede masa.
  • Antes de meterlas en el horno, las pintamos con huevo y ponemos las decoraciones elegidas (son opcionales, también se pueden dejar tal cual).
  • Luego llevamos al horno y dejamos que se hagan hasta que se doren.
  • Cuando estén listas las sacamos, dejamos reposar unos minutos en la bandeja y las pasamos a una rejilla enfriadora.
  • Una vez frías se pueden decorar también espolvoreando por encima un poco de azúcar glass con un colador.

Ahora sólo queda resistirse para no comerlas todas antes de que llegue la hora para la que las habíais hecho… 😜

Por si sois capaces de aguantar, permanecen en perfecto estado varios días si se conservan en un bote hermético (en casa duraron una semana sin problemas, pero ya se acabaron… aún así yo diría que aguantan más). Así, si queréis, podéis hacer más y dejarlas bien guardadas.

Como veis no tiene ninguna complicación y ya os adelanto yo que el resultado está delicioso, es una mezcla entre mantecado y nevadito que es irresistible.

 

10 comentarios en “Mantecadas Florentinas

    1. ¡¡Muchas gracias Lidia!! Un cuenco como el de la última foto y muchas cosas más estoy sorteándolos ahora en Instagram… 😉

    1. ¡Pues al ataque a por estas mantecadas! Si te animas a probar cuéntame qué tal por aquí o por redes porfa, que me hace mucha ilusión cuando hacéis mis recetas. Muchas gracias por pasarte y comentar 😀

    1. ¡Hola Amalia! Pues, aunque no lo he probado, supongo que se puede cambiar pero dejarían de ser mantecadas. Puedes probar con mantequilla y cambiar el orden, yo batirían bien primero la mantequilla con el azúcar hasta que esponje y ya luego le iría poniendo el resto de ingredientes. Si te animas a hacerla ya me cuentas. 😉
      ¡Gracias por pasarte y comentar! <3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *