Cúpulas de Chocolate y Crema Diplomática

Lo de trabajar el chocolate siempre me ha parecido un arte y un reto. Siempre se dice que la repostería es una ciencia exacta y creo que en el chocolate, junto con otras elaboraciones e ingredientes, es donde se demuestra a la perfección esta afirmación.

Alguna que otra vez me he lanzado a probar algo y experimentar con elaboraciones con chocolate, atemperado y otras técnicas y he obtenido cosas resultonas pero siempre mejorables. Gracias al curso de Chocolatería y Bombonería que hizo Esther de Chocolatísimo y en el que he participado, creo que poco a poco voy a ir mejorando en este terreno. Y para eso me queda practicar mucho. ¡Porque ganas desde luego no me faltan! Para quienes no la conozcáis, aprovecho para contaros que Esther es profesional de la pastelería y chocolatería y cuida mucho a sus alumnos en sus cursos online. Además como podéis intuir por el nombre de su blog el chocolate es una de sus grandes pasiones y se nota en la calidad de este curso y en todo lo que comparte en él. Además para seguir mejorando ahora también estoy en la academia que ha presentado este año David Pallás, así que os espera mucho de chocolate por aquí. 😉 Este fue uno de los objetivos que me marque´para este año que justo termina y creo que voy en camino.

La receta de hoy es sencilla pero, como decía antes, “resultona”. Un postre llamativo y delicioso que os puede venir genial para alguna comida con invitados o incluso para estos días de fiesta como Navidad o fin de año, porque encima se puede preparar sin problemas el día anterior. ¡Vamos a por esta delicia!

INGREDIENTES:

  • 300 gr de Chocolate para Fundir (yo usé este del 52% de cacao)
  • 250 gr Leche Entera
  • 65 gr Azúcar
  • 2 Yemas de Huevo M
  • 17 gr Maicena
  • 1/2 Piel de Limón
  • 1 Rama de Canela
  • 2 Hojas de gelatina
  • Nibs de cacao (opcional)
  • 180 gr Nata para Montar (muy fría)

ELABORACIÓN:

  • Para esta receta necesitamos preparar con antelación la crema pastelera. Para hacerla he seguido las indicaciones de este vídeo de chocolatísimo, gracias al que podemos preparar la crema pastelera en 5 minutos con ayuda del microondas.
  • Antes de ponernos con la crema, vamos a poner las hojas de gelatina en remojo en agua bien fría para que se hidraten. Reservamos.
  • Para hacerla, ponemos todos los ingredientes mencionados anteriormente (excepto el chocolate, los nibs de cacao y la nata) en un bol resistente al calor y los mezclamos ligeramente con unas varillas para que se integren. Lo llevamos al microondas dos minutos a máxima potencia y lo volvemos a mover con las varillas. Seguidamente lo ponemos otros dos minutos y retiramos la piel de limón y la canela. Por último movemos la crema con las varillas para que quede una crema homogénea y les ponemos las hojas de gelatina escurridas y movemos. Tapamos con un film a piel (tocando la crema) para que no se forme costra y no coja olores. Esperamos a que se temple y llevamos a la nevera para que se enfríe al menos 4 horas.
  • Vamos ahora a preparar las cúpulas, yo he usado un molde de silicona similar a este que veis aquí y antes de nada le puse unas gotas de pintura dorada comestible con ayuda de un cepillo de dientes (nuevo y de uso exclusivo para decoraciones de repostería).
  • Seguidamente me dispuse a templar el chocolate. Lo hice en un bol apto para microondas y que no se calentase mucho y le fui dando golpes cortos de calor y mezclando hasta llegar a una temperatura de 48º. Luego enfrié 2/3 del total sobre una superficie de mármol con ayuda de una rasqueta metálica hasta que estaba a 28º y finalmente lo mezclé con el tercio de chocolate que tenía reservado a mayor temperatura hasta llegar a los 32º. La temperatura del templado de chocolate puede variar, las cifras que yo os he puesto son las que se indican en el envase del chocolate que os puse arriba que había utilizado.
  • Una vez templado el chocolate, debemos ponerlo en el molde vertiendo y repartiendo el chocolate y girando para que cubra toda la superficie. Cuando lo tengamos lo dejamos reposar sobre un papel de horno para que salga el excedente. Pasados unos minutos ponemos derecho y llevamos a la nevera.
  • Por último debemos preparar la crema que nos servirá de relleno. Para ello ponemos la nata bien fría en el bol de la amasadora con las varillas (si bol y varillas están frías, nos ayudará a montarlas). Una vez tengamos la nata montada, añadimos la crema pastelera que teníamos reservada hasta que quede todo bien integrado.
  • Con ayuda de una manga y una boquilla ancha rellenamos la mitad de las cúpulas, le ponemos unos nibs de cacao para que le dé un toque crujiente y diferente al relleno y terminamos de rellenar las cúpulas.
  • Dejamos reposar unas horas en la nevera y ya podemos desmoldar y disfrutar de esta maravilla.

Para el interior yo he usado estos nibs de cacao de Nut&Me. Si os apetece probarlos recordad que tenéis un 5% de descuento en su web si al comprar utilizáis el código BIZCOCHEANDO. Si no, también podéis usar para el relleno por ejemplo unos frutos secos caramelizados que le van genial también.

¿Qué os ha parecido la propuesta de hoy? ¿Queréis que prepare y comparta más elaboraciones de este tipo? Por favor, dejadme en comentarios vuestras opiniones, ideas dudas… Para mí son imprescindibles para poder acertar con el tipo de recetas que os gustan. 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *