Bundt Cake de Cacao con Chips de Chocolate y Nueces

¡Hola! Al fin estoy de vuelta con una nueva receta por el blog, que lo he tenido un poco abandonado estas últimas semanas… Los que me seguís por Instagram ya sabéis que ha sido por una buena causa, pero por si acaso no estáis al tanto yo os cuento que ha sido porque hemos estado de mudanza y bastante con el lío que tenía de cajas y de limpieza, ¡no daba para más!

Para compensar este “descanso” os traigo una receta de esas que nos encantan para poder “bizcochear” a gusto. 😊😋 Os confesaré también que esta receta no iba a ser para el blog, ha sido uno de tantos experimentos que hago mezclando ingredientes pero me gustaron tanto la textura y el sabor que no podía dejar de compartirlo. Por cierto, aunque el molde ya me lo tenéis muy visto siempre me preguntáis así que me adelanto: es el Elegant Party de Nordic Ware y lo tenéis en la tienda online de Claudia & Julia.

Os cuento a continuación todos los detalles para que también vosotros podáis hacerlo, ¡espero que os guste!

INGREDIENTES:

  • 275 gr Harina
  • 16 gr Levadura
  • 15 gr Cacao Puro
  • 4 Huevos L
  • 150 gr Azucar
  • 125 gr Aceite de Girasol o de Oliva Suave
  • 200 gr Nata para Montar
  • 1 puñado Nueces de California
  • 1 puñado Chips de Chocolate Negro

ELABORACIÓN:

  • Empezamos encendiendo el horno para que se vaya precalentando. Lo ponemos a 170º con calor arriba y abajo.
  • A continuación, ponemos en el bol de la amasadora los huevos junto con el azúcar y los batimos con las varillas a velocidad media para que espume y se quede una mezcla como montada, muy suave.
  • Mientras tanto, tamizamos los ingredientes secos (harina, levadura y cacao) y los mezclamos con los chips de chocolate y las nueces troceadas. Reservamos.
  • Cuando los huevos y el azúcar estén en su punto, cambiamos a la herramienta pala y bajamos a velocidad media y añadimos el aceite poco a poco en forma de hilo sin parar de batir.
  • Una vez esté integrado ponemos un tercio de los ingredientes secos, seguidamente la mitad de la nata y repetimos la operación hasta acabar con el último tercio de ingredientes secos.
  • Pasamos la mezcla a un molde engrasado (yo usé este) y llevamos al horno durante unos 40/50 minutos, según el horno, o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.
  • Tras sacarlo del horno, dejamos que el molde temple unos 10/15 minutos sobre una rejilla y pasado este tiempo desmoldamos y dejamos que se enfríe por completo sobre la rejilla.

Y esto es todo por hoy, ¡espero que os guste y os animéis a probarlo! Estaré encantada de que me digáis vuestras impresiones. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *