Bizcocho de Crema de Turrón y Mini Tartas

¡Hola! Hoy os traigo una receta que veréis que es sencilla donde las haya pero que me parece una propuesta ideal para estos días de fiesta. ¿Os animáis a verla? 🙌

El ingrediente principal que he utilizado es la crema de turrón de Jijona que me mandaron de Coloma García Artesanos. Es una auténtica delicia, aunque os diré que hay que saber controlarse para no comérsela directamente a cucharadas… 🙈

La he hecho a partir de la receta de bizcocho de vainilla que aparece en el libro “Hembakat” de IKEA. Hay muchas otras recetas que quiero hacer, pero necesito algo más de tiempo porque son un poco más elaboradas. Eso sí, antes o después, llegarán por aquí.

Venga, que no me hago más de rogar y como veis os voy a dar un par de ideas para la presentación. 🍰

¡Ah! Estos moldes son ideales para regalar bizcochos, me parecen una preciosidad y son de Cart Services.

INGREDIENTES:

  • 3 Huevos L
  • 120 gr Azúcar Blanquilla
  • 300 gr Harina
  • 15 gr Levadura Química
  • 1 Pizca Sal
  • 75 gr Mantequilla Fundida
  • 120 ml Leche Entera a Temperatura Ambiente
  • 90 gr Crema de Turrón + Algunas cucharadas para rellenar (opcional)
NOTA: Si no encontráis la crema de turrón podéis usar turrón blando triturado o troceado, aunque el sabor cambiará un poco.

ELABORACIÓN:

  • Precalentamos el horno a 175º con calor arriba y abajo.
  • Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal y reservamos.
  • Batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla blanquee un poco y veamos que ha crecido en volumen.
  • Añadimos la mantequilla fundida en hilo mientras seguimos batiendo y una vez esté, hacemos lo mismo con la crema de turrón.
  • Incorporamos ahora la mitad de la mezcla de secos, luego la leche y terminamos con el resto de la mezcla de harina.
  • Vertemos en un molde engrasado y dejamos que se haga. El tiempo dependerá del molde que elijáis y el grosor de la masa. Yo lo tuve unos 40 minutos, por si os sirve de orientación.

Como veis, yo elegí dos presentaciones diferentes. Por un lado el molde de un solo uso y por otro, hice una parte del bizcocho en un molde cuadrado bajito y luego lo corté en porciones e hice mini tartitas. Esta idea va genial para sorprender a vuestros familiares o invitados en estos días de fiesta o en cualquier ocasión especial, ¿no os parece?

Ya os adelantaba que la receta era súper sencilla y ya veis que no mentía. ¿Quién se va a animar primero a hacerla?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *