Vasitos de Arroz Negro y Pollo al Curry

En esta propuesta de receta os traigo unos vasitos con pollo y arroz, perfectos para una comida especial como entrante o para “picar”, pero esta es sólo una forma de presentación, podéis prepararlo sin duda como plato principal de una comida y usar un emplatado más sencillo.

Además está hecha con un arroz muy especial de la marca ABC Rice, una nueva marca especialista en arroces desde el cultivo hasta el cliente. Sus cultivos están situados en el entorno del Parque Natural de la Albufera (Valencia) y cuidan al detalle cada aspecto para dar el máximo cuidado a su producto. Podéis descubrir la amplia variedad que tienen en su página web así como en su página de Facebook. ¡Os sorprenderá!

Para esta receta he usado por primera vez para mí el Arroz Negro Black Eco, un arroz integral del color del ébano. Tradicionalmente se cultivava en China para el consumo exclusivo del Emeprador y su familia, por eso se le conoce también como “arroz prohibido” o “arroz del Emperador”. Es muy aromático y especialmente rico en fibra, sodio, potasio, magnesio, hierro y calcio, así como en Vitamina B. Por todas estas propiedades está considerado dentro del grupo de “superalimentos”.

Para mí al menos es un plato con una combinación de sabores diferentes a lo que estamos acostumbrados en la cocina mediterránea, la pechuga de pollo con toques ácidos del limón, aderezado con especias como el curry y la pimienta… La verdad es que desde que lo probé me gustó muchísimo, ¡más incluso de lo que pensaba!

INGREDIENTES:

  • 250gr Arroz Black Eco
  • 2 Pechugas de Pollo (troceadas pequeñas)
  • 400ml Nata de Cocinar
  • 75ml Leche de Coco
  • 1 Zanahoria Grande
  • 1 Cebolla Mediana
  • 1 Manzana Verde Ácida
  • 2 Dientes de Ajo Grandes
  • 2 Cucharaditas de Curry
  • Cilantro Fresco
  • Zumo de un Limón
  • Aceite de Oliva Virgen
  • Sal al Gusto
  • Pimienta en Grano al gusto (molida en el momento)

ELABORACIÓN:

  • Para comenzar, unas horas antes de cocinar el arroz lo lavamos con agua fría y lo dejamos hidratar. Luego, antes de usar volvemos a lavarlo y lo escurrimos.
  • Ahora, para empezar a preparar nuestra receta lo hacemos picando en pequeños nuestros ingredientes: las pechugas, la zanahoria, la cebolla, el ajo y el cilantro y reservamos por separado. La manzana la tendremos que picar justo antes de incorporarla para que no se oxide.
  • Mientras vamos preparando lo demás, vamos a poner las pechugas en un bol mediano y las salpimentamos, le añadimos el zumo de limón (cuidado de no poner ninguna pipa) y el curry. Mezclamos bien y reservamos para más adelante (en la nevera si la temperatura es elevada). Se puede hacer también con un par de horas de antelación para potenciar el sabor.
  • En una sartén amplia ponemos el aceite de oliva y cuando esté bien caliente añadimos el pollo escurrido para marcarlo bien y darle un punto dorado. El caldo que queda del marinado del pollo lo dejamos para usarlo más adelante en el cocinado. Una vez esté marcado el pollo lo retiramos de la sartén y reservamos.
  • A continuación, en la misma sartén, vamos pochando los ingredientes. Empezamos con la cebolla y unos minutos después añadimos el ajo y la zanahoria. Poco a poco les vamos poniendo un poco de sal para que se pochen mejor y cuando estén hechos le agregamos la manzana.
  • Seguidamente le añadimos el cilantro fresco, la nata para cocinar y la salsa que quedaba donde marinamos el pollo. Incorporamos también un vaso de agua y la leche de coco y dejamos a fuego medio para que se espese un poco.
  • Una vez que la salsa adquiera más cuerpo, la pasamos por la batidora para que quede fina e integrada, sin trozos, y la volvemos a verter en la sartén. Aquí añadimos los trozos de pollo y dejamos que se terminen de cocinar durante unos 10 minutos a fuego lento.
  • Mientras cocinamos la salsa ponemos a cocer el arroz en agua con sal, teniendo en cuenta que esta variedad necesita más tiempo de cocinado que las variedades más típicas a las que estamos acostumbrados. Habiéndolo hidratado podemos acortar el periodo de cocción, que sería de unos 30 minutos aproximadamente.
  • Cuando tengamos ambas elaboraciones listas montamos los vasitos alternando las capas para que sea más sencillo comer de una vez pollo y arroz, y veréis qué combinación de sabores tan deliciosa.

¡Ahora a probar y a sorprender con este delicioso plato!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *