Trufas de Chocolate

Hay una cosa que me parece muy curiosa de mis gustos y es que no me gustan nada los dulces cuando llevan licor en crudo. Excepto las trufas. Las trufas me flipan desde la primera vez que las probé, ¡extraño pero así es!

Así que, tras probar muchas me he lanzado a compartir con vosotros esta receta de trufas súper fáciles. Además, os cuento dos formas diferentes de prepararlas: en robot de cocina o de manera tradicional.

¿Te animas a ver la propuesta? ¡Pues vamos a por ella!

INGREDIENTES:

  • 125 gr Nata para Montar (mínimo 35% MG)
  • 200 gr Chocolate Negro (de entre el 55 y el 70%)
  • 15 gr Mantequilla (sin sal)
  • 20 / 35 gr Licor (brandy, ron, coñac…)
  • 1 cucharadita Vainilla en pasta (opcional)
  • Para decorar: Cacao en polvo, Coco Rallado, Frutos secos picados…

ELABORACIÓN:

En Robot de Cocina:

Yo para esta preparación usé el ChefBot Touch de Ikohs. Si usáis otro la receta funcionará pero igual tenéis que aumentar o reducir el tiempo de algunas elaboraciones.

  • Colocamos en el vaso la pala removedora (en caso de que no la tenga pondríamos las cuchillas o el batidor). Incorporamos la nata y programamos durante 4 minutos y a velocidad 1 con 110º.
  • Añadimos el chocolate y dejamos que coja calor durante dos minutos, para que se vaya fundiendo.
  • Una vez pasado ese tiempo, vamos a programar 1 minuto y medio a velocidad 1 para que se integre todo.
  • Ponemos ahora la mantequilla, la vainilla (si hemos decidido ponerla) y el licor y programamos nuevamente a velocidad 1, esta vez durante 3 minutos.
  • Revisamos que la mezcla sea homogénea y, si no lo estuviera, programamos dos minutos más a velocidad uno.
  • Vertemos la masa en un recipiente, cubrimos bien y llevamos a la nevera para que se enfríe.
  • Dejamos reposar en la nevera unas 4 horas o en el congelador durante una hora y media más o menos. Necesitamos que la mezcla sea consistente pero manejable, no debe ser una piedra.
  • Con ayuda de un par de cucharas o con las manos, vamos haciendo bolas y las vamos bañando en la decoración elegida. Otra opción es darles primero un baño en chocolate fundido.
  • Guardamos en nevera en un recipiente hermético. Consumir en una semana / diez días.

Método Tradicional:

  • Ponemos en un cazo la nata a fuego medio/alto y vamos moviendo con una espátula justo hasta el punto en que rompa a hervir.
  • En ese momento, apagamos y retiramos del calor.
  • Incorporamos el chocolate y dejamos que coja temperatura durante un par de minutos.
  • Pasado ese tiempo, con unas varillas vamos moviendo para que se vaya integrando todo.
  • Cuando la masa sea homogénea ponemos la mantequilla, la vainilla (opcional) y el licor y volvemos a mezclar con las varillas, de forma un poco más enérgica.
  • Pasamos la elaboración a un bol, lo cubrimos bien y lo llevamos a la nevera a reposar unas 4 horas o al congelador aproximadamente hora y media. Tiene que llegar al punto de que sea consistente pero manejable, sin estar especialmente dura.
  • Con ayuda de un par de cucharas o con las manos, vamos haciendo bolas y las vamos bañando en la decoración elegida. Otra opción es darles primero un baño en chocolate fundido.
  • Guardamos en nevera en un recipiente hermético. Consumir en una semana / diez días.

¿Qué os parece? Fácil, ¿verdad? Pues venga, que este año en vuestras mesas no falten las trufas. ¡Pero mucho mejor si son caseras! 😉👌

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *