Rollitos de Berenjena

Empezamos la semana con una receta salada para romper un poco la tónica y coger fuerzas, que en breve empieza la cuenta atrás a la navidad…

La cocina griega me parece una maravilla y con mucho por explorar para mí, además utilizan mucho el queso feta (como es normal) y eso es algo que a mí me encanta. En esta ocasión la receta que os traigo es del libro de María Zannia, “Cocina Griega“. Por si os sirve de guía os comento que con estas cantidades que os dejo a continuación la receta da para más o menos 4 personas, podéis duplicar las cantidades o dividirlas al gusto.

Venga, pues vamos al lío y os dejo el paso a paso, veréis que no es nada difícil de preparar. ¡Espero que os guste!

INGREDIENTES:

  • 2 Berenjenas Grandes
  • Aceite de oliva

Relleno:

  • 200 gr Queso Requesón o Cottage
  • 2 cucharadas Queso Grana Padano Rallado
  • 2 cucharadas Harina de Almendras
  • 1 rebanada de Pan Desmigado
  • 2 cucharadas Albahaca Fresca Picada
  • 1 Huevo Campero
  • 1/2 kg Tomate Triturado
  • 100 gr Queso Feta
  • Sal y Pimienta Recién Molida (al gusto)

ELABORACIÓN:

  • Empezamos cortando las berenjenas a lo largo, de un grosor de 0,5 cm, y las ponemos a fuego medio hasta que se ablanden.
  • Cuando estén, las pasamos a una bandeja con papel absorbente y sazonamos. Reservamos.
  • Preparamos el relleno. Para ello, ponemos en un bol el requesón con el queso grana padano, las almendras, la miga de pan, la albahaca, el huevo (previamente batido) y la sal y pimienta. Mezclamos hasta que quede todo bien integrado.
  • Ahora es momento de encender el horno a 200º con calor arriba y abajo y podemos poner el ventilador si queremos y lo tenemos disponible.
  • Vamos a preparar ahora la fuente elegida, en la que pondremos primero la mitad del tomate como base.
  • Seguidamente vamos preparando los rollitos cogiendo una rodaja de berenjena, colocando una cucharada del relleno en el centro y cerrándolo.
  • Las vamos colocando en la fuente y, una vez estén todas, cubrimos con el resto del tomate y el queso feta troceado. Se puede poner un poco más de pimienta molida por encima.
  • Llevamos al horno y dejamos que se haga durante unos 25 minutos o hasta que veamos que la salsa de tomate ha espesado un poco y el queso se ha dorado.

¡Y hasta aquí la receta de hoy! Ya os he dicho más de una vez que me cuesta a veces comer verduras y los platos como estos me vienen genial.

Espero que os haya gustado y os animéis a probarla, merece mucho la pena porque no tiene mucho trabajo y queda muy sabrosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *