Dutch Baby Pancake

La culpable total de la receta de hoy es Claudia de la web Claudia & Julia, ya que me retó a hacer algo con esta cazuela tan mona así que me decidí a hacer esta receta de Dutch Baby Pancake que tienen en su blog con algunos cambios. Llevaba mucho queriendo probarla así que fue el empujón que me faltaba. Es como una tortita grande y hecha en el horno que está buena buenísima. 😋

La pieza principal de la elaboración como os decía antes es esta cazuela de 18 cm de diámetro de la marca Revol, una empresa de porcelana francesa cuyas piezas tienen un diseño muy cuidado y una calidad espectacular. Y lo mejor es que en la tienda de Claudia & Julia tienen durante el mes de Octubre todas las piezas de la marca con un 15% de descuento si indicáis el código REVOL al hacer vuestro pedido. ¡Entra aquí y elige ahora tus favoritos al mejor precio!

Y después de todo lo que os he contado estoy segura de que queréis ver la receta así que os cuento todo a continuación. ¡Espero que os guste! ☺

INGREDIENTES:

  • 1 Huevo L
  • 15 gr Azúcar
  • 70 gr Leche
  • 1 cucharadita Aceite de Coco (se puede sustituir por aceite de oliva o mantequilla fundida)
  • 1/2 cucharadita Pasta de Vainilla
  • 1/4 cucharadita Canela
  • 1 pizca Sal Fina
  • 40 gr Harina Floja
  • 8 gr Harina de Almendra (o de otro fruto seco)
  • 1 cucharadita de Mantequilla (para engrasar el molde)
  • Fruta, yogur, mantequilla de frutos secos, chocolate u otros “toppers” para acompañar.

ELABORACIÓN:

  • Encendemos el horno con calor arriba y abajo a 210º. Ponemos el molde dentro al encenderlo para que se vaya calentando poco a poco y esperamos que alcance la temperatura deseada.
  • Mientras tanto, vamos preparando la masa. Yo la hice a mano pero podéis hacerlo también con batidora de varillas o de cuchilla.
  • Empezamos batiendo el huevo junto con el azúcar. Cuando está integrado, añadimos la leche, el aceite de coco (o sustitutivo elegido), la vainilla, la canela y la sal e integramos.
  • Añadimos ahora los dos tipos de harina (tamizados si es posible para evitar grupos) y mezclamos hasta obtener una masa homogénea.
  • Cuando el horno llegue a la temperatura señalada sacamos el molde y con cuidado ponemos la mantequilla y la vamos repartiendo por toda la superficie (base y laterales). Hay que hacerlo con especial cuidado porque la mantequilla puede saltar y quemarnos.
  • En el momento que lo tengamos engrasado, vertemos la masa y llevamos al horno durante unos 10 minutos. Ya sabéis que el tiempo no es exacto porque depende de cada horno así que tenemos que estar pendientes y esperar que se vea hinchada y dorada. Tened en cuenta que los primeros minutos parece que no se está haciendo bien pero luego empieza a subir tal como veis en la foto.
  • Una vez lo saquemos del horno podemos elegir entre comerlo así templado o esperar un poco a que se enfríe. Lo decoraríamos y repartiríamos.

Una vez que tenéis la tortita lista, es como tener un lienzo en blanco que acepta mil combinaciones de sabores para acompañarla. Como veis en las fotos, yo le puse yogur griego (mi favorito, que es el de la marca Pastoret), uvas de dos tipos, almendras laminadas recién tostadas y nibs de cacao. ¿Tú con qué lo acompañarías? 🤔

Ahora ya sabes, si te lanzas a prepararla espero que me cuentes qué te ha parecido y con qué la has combinado. ¡Estoy deseando ver vuestras propuestas que seguro son una pasada! ¡Mil gracias como siempre por pasaros y leerme! 🤗

Un abrazo y cuidaos mucho. 😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *