Donut Worry Si Es Casero: Donuts de Calabaza (sin azúcar ni edulcorantes)

¡¡Llega el día de disfrutar de un nuevo reto junto a Cocinando Sabores!! En este caso se le ocurrió la maravillosa idea de que hiciéramos donuts caseros y yo encantadísima. 😀 Eso sí, con el poco tiempo que tengo últimamente con este nuevo horario me resultaba más que imposible ponerme a preparar masa, esperar que leve y toda la tranquilidad que necesitan unos buenos donuts tradicionales. Así que no lo dudé y encontré la excusa perfecta para sacar mi máquina de mini donuts que utilizo bastante menos de lo que debería… 😅

Así que pensé que ya que no iban a ser unos donuts fritos podía aprovechar y hacer una receta saludable y cuando vi en Instagram esta foto de tortitas de calabaza de Chef Bosquet no dudé en que iba a adaptar esa receta para los donuts (podéis seguirlo también en su canal de YouTube). ¡Y qué acierto! La receta, como veréis a continuación, no lleva nada de edulcorantes ni ingredientes raros y tiene un sabor espectacular. ¿Te animas a probar? Venga, ¡que te lo cuento todo! 😋

INGREDIENTES: Para unos 12 mini donuts

  • 60gr Calabaza
  • 40gr Anacardos Naturales
  • 2 Huevos L
  • 1 Cucharadita Rasa de Levadura (tipo Royal)
  • 1 Cucharada /bien colmada) de Harina Integral de Espelta
  • Para decorar (opcional): chocolate negro y pistachos picados (o lo que elijáis)

ELABORACIÓN:

  • Lo primero que tenemos que hacer es cocer la calabaza (yo he utilizado tipo cacahuete que es la que más me gusta). Así que pesamos 60gr de calabaza sin la piel y sin pipas y la ponemos a cocer a fuego lento en una olla pequeña con un poco de agua (no es necesario que la cubra) la tapamos y dejamos que se vaya haciendo. Pasados unos 10 minutos pinchamos con un palillo para ver si está hecha y cuando esté escurrimos y reservamos. Si los donuts los queréis hacer para desayunar (por ejemplo) esto podéis hacerlo la noche anterior y ya os quitáis el paso que más tarda.
  • Preparar la masa de los donuts es lo más sencillo del mundo: sólo hay que meter todos los ingredientes en en vaso de batidora y triturarlos a velocidad máxima para que se quede una mezcla homogénea. Será bastante líquida pero no os preocupéis.
  • Como veis en los ingredientes yo he usado harina integral de espelta pero podéis usar otra harina que tengáis en casa (preferiblemente integral). Y, aunque no he probado, imagino que los anacardos se pueden sustituir por almendras.
  • Una vez tengamos la masa lista ponemos en la máquina con ayuda de una cuchara, cerramos y dejamos unos 3 minutos. Pasado ese tiempo miramos a ver si están dorados y si están sacamos y ponemos sobre una rejilla.
  • Si los vamos a bañar con chocolate lo fundimos lentamente y con cuidado de que no se queme y ponemos uno de los lados para que se impregne bien. Luego, antes de que se enfríe, le ponemos por encima lo que queramos para decorar y complementar. En mi caso escogí unos pistachos que le van genial.
  • Y… ¡a comer! Os aseguro que no duran nada, el único problema es contenerse para no comérselos de un bocado…

Estoy segura de que también se pueden hacer perfectamente en el horno pero en este caso no tengo molde así que no os puedo ayudar con tiempos ni temperatura. ¡Ah! ¡Que se me olvidaba! Con estas cantidades que os he indicado sale para unos 12 mini donuts así que si sois muchos ya sabéis que tenéis que multiplicar las cantidades.

¡Ahora no me diréis que os he traído una receta complicada eh! Más sencilla no puede ser y encima está riquísima… Si no tenéis para hacer donuts os animo a hacer las tortitas de Chef Bosquet que os he dejado al principio que para eso sí que no se necesita nada especial. ¡Nos leemos muy pronto y si os animáis a probarlos no dejéis de contarme qué tal os ha ido! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *