Crema Catalana

Hoy os traigo una receta que llevaba mucho queriendo probar, una crema catalana. La cosa es que me daba un poco de reparo porque he probado algunas que me han encantado en bares y otras que no me han gustado nada… Y obviamente, las compradas no me gustan, no sé explicaros muy bien por qué.

La cosa es que en un libro que tengo de esos que había por casa desde que yo era pequeña encontré una receta, no os diré que sea receta tradicional porque realmente no lo sé. Simplemente en “El Libro de la Repostería” de Ángela Landa, un libro que en mi casa está desde 1996, aparece esta receta que hoy os comparto porque la probé y me gustó. Creo que era un libro de estos que venían en alguna campaña publicitaria como regalo, pero es un auténtico tesoro. 😍

Así que os cuento los ingredientes que le he puesto y cómo la he preparado, muy fácil y deliciosa. 😋

INGREDIENTES:

  • 1 Litro de Leche Entera
  • 8 Huevos L (aproximadamente 900 gr)
  • 10 gr Maicena
  • 120/200 gr Azúcar Blanquilla (según cómo de acostumbrado estés al dulce)
  • 1 Corteza de Limón
  • 1 Corteza de Naranja
  • 1 Rama de Canela
  • Azúcar Moreno (para decorar)

ELABORACIÓN:

  • Empezamos infusionando la leche para que coja todo el sabor posible. Para eso, la ponemos en un cazo junto con las cortezas de limón y naranja y la rama de canela y llevamos a fuego medio-alto, moviendo de vez en cuando hasta que rompa a hervir.
  • Mientras esperamos, ponemos en un bol los huevos con el azúcar y la maicena y varilleamos bien hasta que quede una masa totalmente homogénea.
  • Cuando la leche llegue al punto de ebullición, retiramos del fuego y colamos sobre los huevos despacio, mientras vamos moviendo con las varillas.
  • Mezclamos todo bien y ponemos a fuego de nuevo, esta vez a potencia baja y sin dejar de mover para que no se pegue al fondo.
  • Cuando rompa a hervir de nuevo, lo vertemos en los recipientes individuales que hayamos elegido y dejamos enfriar.
  • Antes de tomarlos, cubrimos con azúcar moreno al gusto y lo caramelizamos (con un golpe de horno o, como yo hice, con un soplete de cocina de este estilo).
  • Podemos servir fría, a temperatura ambiente o templada. Cuestión de gustos.

Con estas cantidades que os dejo sale para unas unas 10 unidades aproximadamente (siempre depende de los recipientes que utilicéis). Podéis, por supuesto, hacer la mitad de la mezcla, una tercera parte, el doble… y adaptar así las cantidades a vuestras necesidades.

Espero que os haya gustado esta receta tan sencilla que os traigo hoy y que os lancéis a probar. ¡Tardareis nada y la disfrutareis mucho! 😉👌

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *