Costillas de Cerdo Adobadas con Vinagre de Jerez

Hace poco se pusieron en contacto conmigo para animarme a participar en el concurso #ÉxitosDelVerano desde el consejo regulador. El requisito era usar en la receta vinagre de Jerez (haz clic en el link anterior para ver la web del concurso), y siendo un producto de mi tierra no podía dejar de participar. 🙂

Así que mi propuesta es esta: unas costillas en adobo, que también se puede usar con otro tipo de carne como por ejemplo unas pechugas de pollo. ¡Todo depende del gusto!

No os hago esperar más y os cuento poco a poco cómo lo he preparado. 😉

INGREDIENTES:

  • 1 Kg Costillas de Cerdo Carnosas
  • 75 gr Vinagre de Jerez
  • 30 gr Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Especias al Gusto: Sal, Pimienta, Cilantro, Orégano, Tomillo…
  • 1 Cucharada Sésamo Tostado
  • 1 Cebolla Mediana
  • Un poco más de Aceite de Oliva Virgen Extra

Puré de Patatas:

  • 4 Patatas Medianas
  • 2 Cucharadas Mantequilla
  • Leche (al gusto, según cómo se quiera de cremoso)
  • Sal y Pimienta (al gusto)

ELABORACIÓN:

  • En un bol ponemos el vinagre, el aceite, las especias y el sésamo y lo mezclamos todo bien.
  • Ponemos las costillas en un bol que podamos cerrar y le ponemos por encima la salsa que hemos mezclado en el bol. Hay que dejarle tiempo, mejor si lo hacemos de un día para otro.
  • Cuando las vayamos a cocinar, primero las marcamos a fuego alto y reservamos.
  • Ponemos en una olla grande un poco de aceite con la cebolla cortada en finas tiras y dejamos que se haga hasta que se dore.
  • Luego añadimos el resto de salsa en la que marinamos las costillas y dejamos que reduzca un poco.
  • Por último añadimos las costillas hasta que se hagan. Mientras tanto podemos ir preparando el puré.

Puré de Patatas:

  • Cocemos las patatas como nos sea más cómodo. Yo las he envuelto en film transparente y las he metido en el microondas durante 6 minutos (o hasta que estén bien cocidas).
  • Trituramos con un prensador u otra herramienta. Yo he usado uno como este.
  • Luego, añadimos la mantequilla, la leche y salpimentamos. Mezclamos bien para que se integre y comprobamos de sal y pimienta.

¿Qué os ha parecido esta propuesta? ¡Espero que os guste y os animéis a probarla! Y ya sabéis, no dudéis en contarme qué tal si lo hacéis. 👌

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *