Cheesecake de Plátano

No sé cuántas veces me habéis pedido que haga una cheesecake y yo ahí haciéndoos sufrir… ¡Pero se acabó! Aquí os traigo una cheesecake deliciosa de plátano con una textura súper buena. En casa nos encantó e intentamos estirarla todo lo que pudimos para saborearla más.

La receta original la tenéis en el libro “Cheesecake Perfecto” de Alma Obregón (que tenéis a tan sólo 5,50€ en este enlace en Amazon).

No os puedo dejar de decir que la receta la hice en mi molde Push Pan que compré en Claudia & Julia. ¡Es que estoy encantada con él! Todo lo que hago queda de 10 y desmolda de maravilla.  En mío en concreto es el modelo alto de 15 cm de diámetro (podéis verlo aquí).

Y ya no me lío más y voy a lo importante: la receta de la cheesecake de plátano que sé que os va a encantar.

INGREDIENTES:

Base:

  • 80 gr Galletas (yo utilicé estas de jengibre de IKEA)
  • 30 gr Mantequilla sin sal

Cheesecake:

  • 2 Plátanos Maduros
  • 1 cucharadita Extracto o Pasta de Vainilla
  • 3 Huevos L
  • 300 gr Queso Crema
  • 120 gr Yogur Griego Natural
  • 60 gr Azúcar

Decoración:

  • 1 Plátano Maduro
  • 50 gr Azúcar
  • 40 gr Mantequilla
  • 1/2 cucharadita Extracto o Pasta de Vainilla

ELABORACIÓN:

  • Empezamos engrasando el molde y forrando la base con papel vegetal para que no se nos vaya a quedar luego pegada la tarta al molde.
  • Seguidamente, trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla fundida. Este paso lo podéis hacer en una batidora normal, en un procesador tipo Thermomix o incluso en un mortero o en una bolsa de plástico con ayuda de un vaso.
  • Cuando tengamos esta masa la ponemos en la base del molde bien prensada y la llevamos a la nevera mientras seguimos con el resto de la elaboración.
  • Encendemos el horno para que se vaya calentando, lo ponemos con calor arriba y abajo a 170º.
  • Vamos a preparar la parte de la cheesecake. Empezamos machacando los plátanos (podéis dejar algunos trozos si os gusta más así).
  • Batimos a velocidad lenta (con la batidora, la amasadora o a mano) los huevos junto con los plátanos machacados y la vainilla.
  • A continuación añadimos el azúcar y, después, el queso y el yogur y batimos lo justo para integrar.
  • Vertemos esta masa sobre la base de galletas y llevamos al horno ya precalentado durante unos 40 minutos (si utilizáis las mismas cantidades y medidas que yo, si no, tendréis que ir vigilando).
  • Apagamos y que se vaya enfriando dentro del horno durante un par de horas.
  • Luego, sacamos y llevamos a la nevera para que se enfríe mínimo unas 3 horas, aunque mucho mejor si es de un día para otro.
  • Desmoldamos  decoramos.
  • Para la decoración: caramelizamos el azúcar en una sartén o un cazo, retiramos del fuego, añadimos mantequilla y vainilla e integramos. Seguidamente, volvemos a poner a fuego lento y vamos caramelilzando los plátanos cortados en rodajas y los colocamos sobre la tarta o directamente en el plato. Si queréis que esta parte esté fría os recomiendo hacerlo al menos un par de horas antes de comer la cheesecake.

Tened en cuenta que os he comentado que mi molde era pequeño (de 15 cm de diámetro). Si queréis hacerla en un molde más grande y que os quede alta no olvidéis duplicar las cantidades. Además, necesitará más tiempo de horno. ¡Tendréis que ir controlándola! 😉

Ojalá que os guste esta propuesta y ya sabéis que si os animáis a prepararla no dudéis en decirme qué os parece. ¡Espero vuestras impresiones y propuestas si las tenéis! 🤗

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *