Brioche Súper Tierno (con mantequilla y queso crema)

La receta de hoy me hace especial ilusión porque viene con un sorteo espectacular en el que podéis participar si vais a mi cuenta de Instagram y seguís los pasos que se indican. ¡No os lo perdáis porque sé que os va a encantar!

Os traigo un brioche delicioso de sabor, súper tierno y que no os vais a arrepentir de probar. Lo he preparado en el molde perforado desmontable de 24 cm de De Buyer y para hacerlo he cogido esta receta que tienen en su web y le he hecho algunos cambios. Es un molde de un metal un poco más grueso y perforado, ideal para que las masas levadas se cocinen a la perfección y también las masas tipo quebrada y demás para tarta. Yo lo he estrenado con esta receta y, la verdad… ¡El resultado no me ha podido gustar más!

Una cosa muy importante es que con las cantidades que os doy tenéis para hacer el brioche en un molde de este tamaño y, además, yo hice dos babkas rellenas de mantequilla de cacahuete y crema de cacao. Con esto quiero decir que si sólo queréis hacer un brioche de este tamaño, podéis preparar la mitad de la receta.

INGREDIENTES:

  • 700 gr Harina de Fuerza
  • 140 gr Leche
  • 250 gr Huevos (aproximadamente unos 4 huevos tamaño L)
  • 21 gr Levadura Fresca o 7 gr Levadura Seca
  • 40 gr Azúcar
  • 30 gr Miel o Azúcar Invertido
  • 1 cucharadita Vainilla
  • 7 gr Sal Fina
  • 150 gr Mantequilla Fría
  • 225 gr Queso Crema (yo puse Philadelphia)

ELABORACIÓN:

  • Esta receta se puede hacer a mano o a máquina. Yo lo preparé a máquina con la amasadora.
  • Empezamos poniendo en el bol todos los ingredientes excepto la mantequilla y el queso y empezamos amasando unos 10 minutos a velocidad media.
  • Pasado este tiempo, añadimos la mantequilla y el queso sin parar de amasar y seguimos haciéndolo hasta que los ingredientes se integren.
  • Cuando sea una masa homogénea, dejamos que repose 10 minutos y luego volvemos a amasar unos minutos más. Repetimos estos pasos de amasado y descansos hasta que la masa esté lisa y pase la prueba de la membrana (podéis ver a qué me refiero en este vídeo).
  • Llegados a este punto, nos engrasamos las manos con aceite, sacamos la masa, la hacemos una bola y la ponemos en un bol amplio previamente engrasado. Tapamos el bol y dejamos que empiece a fermentar media hora a temperatura ambiente.
  • Tras esa media hora llevamos a la nevera y dejamos que repose aproximadamente 12 horas.
  • Vamos ahora a empezar a formar el brioche. Para ello, vamos dividiendo en piezas de unos 70 gr, boleándolas y repartiéndolas en el molde. Para el de 24 cm yo puse 11 bolas.
  • Una vez las tengamos todas, cubrimos el molde y dejamos que fermente hasta que más o menos doble su tamaño (según temperatura, entre una hora y dos horas y media).
  • Cuando veamos que falta una media hora, encendemos el horno a 170º con calor arriba y abajo y sin ventilador.
  • Pintamos la masa con huevo batido y llevamos al horno para que se haga durante unos 25 minutos.
  • Si vemos que se dora demasiado podemos ponerle un trozo de papel de aluminio en la parte superior.
  • Pasado ese tiempo, sacamos del horno y dejamos que se temple durante unos 15/20 minutos. Pasado este tiempo desmoldamos y dejamos sobre la rejilla para que se enfríe por completo.

Por si con parte de la masa queréis hacer algún babka como os decía que hice yo, os dejo cómo hacerlo:

  • Engrasamos con aceite la superficie donde lo vayamos a estirar y directamente con las manos vamos estirando la masa, poco a poco y con cuidado de que no se nos rompa.
  • Cortamos la masa en las porciones que vayamos a necesitar. Yo la estiré muy horizontalmente e hice dos cortes: uno vertical y uno horizontal, de esta forma podía sacar 4 porciones de masa.
  • Rellené dos de ellas con crema de cacao y avellanas (Nutella en mi caso) y las otras dos con mantequilla de cacahuete.
  • Enrollamos cada parte por separado y luego hacemos un tirabuzón mezclando dos de ellas (del mismo sabor o diferente).
  • Ponemos en el molde engrasado, tapamos para que no se seque y dejamos que doble volumen a temperatura ambiente (también se puede retardar este levado en nevera).
  • Cuando lo tengamos casi listo, precalentamos el horno a 170º con calor arriba y abajo y sin ventilador.
  • Antes de meter al horno pintamos la parte superior con huevo batido.
  • Llevamos al horno y dejamos unos 20 minutos aproximadamente. Si se empieza a dorar mucho la superficie podemos protegerla con un poco de papel de aluminio.
  • Sacamos, dejamos templar en el molde unos minutos y luego desmoldamos para que se termine de enfriar por completo sobre una rejilla.

Ambas elaboraciones podéis congelarlas sin problemas siempre que lo cerréis bien (en un tupper, una bolsa tipo zip o envuelto en film transparente). Luego dejamos que se descongele poco a poco a temperatura media y lo tendremos como recién hecho.

Pues hasta aquí llega la deliciosa receta de hoy, uno de los mejores brioche que me he tomado últimamente y que estoy segura que voy a repetir más pronto que tarde.

Si queréis hacerlo a mano podéis sin problema, sólo necesitáis un poco más de paciencia y repetir un par de veces más los pasos de amasado y descanso.

¿Qué os ha parecido la propuesta? Me encantaría que os animaseis a probarla y me contéis qué tal os ha ido y qué os ha parecido. ¡Mil gracias siempre por pasaros por aquí y leerme! 😘

6 comentarios en “Brioche Súper Tierno (con mantequilla y queso crema)

    1. Hola Mari,
      No suelo hacer masas con el robot de cocina así que no sé decirte tiempo. Ve amasándola en varias tandas y prueba que la puedas estirar bien y pase la prueba de la membrana. 😉
      ¡Gracias!

  1. Estoy haciendo esta deliciosa brioche, mi duda es si al meter la masa a la nevera hay que taparla? Yo le he tapado con film transparente, pero está como “sudando”
    Luego os comparto como me quedo. Gracias
    Saludos

    1. Hola DiDil,
      Más que sudor de la masa es por la humedad de la nevera. No pasa nada, sólo tienes que intentar evitar que al destaparlo no te caiga ese agua encima. ¿Qué tal quedó?
      ¡Muchas gracias por hacerla!

  2. Hola! He hecho el brioche. Perfecto de textura y he sacado dos en molde de 21 cm, y en el segundo eché pepitas de chocolate. De sabor algo soso, se le puede echar más azúcar o más miel. Creo que es el único “pero” de la estupenda receta. Gracias!

    1. Hola Laura!
      Mil gracias por hacerlo 🙂 Sí, la receta admite más azúcar o miel, eso ya depende del paladar de cada uno, yo suelo quitarle bastante azúcar a las recetas que hago porque si no sólo me sabe a dulce, pero puedes hacer esa modificación. 😉
      ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *