Bizcocho de Naranja y Semillas de Amapola (endulzado con miel)

Hoy os traigo un bizcocho con naranja, ¡y ya sabéis que me encantan los cítricos! Y además van genial con las semillas de amapola, ¿verdad? En este caso no le he puesto azúcar, he seguido las recomendaciones de La Granja San Francisco y lo he endulzado sólo con miel. Me mandaron varias para que las probara y he elegido esta miel ecológica de flores.  🌺🌹🌼

Antes de que me lo preguntéis os respondo: el molde fue un flechazo y lo compré en la tienda de Claudia & Julia el año pasado en cuanto les llegó. Es de Nordic Ware y podéis encontrarlo aquí. ¡No me negaréis que es una preciosidad!

Ahora no me enrollo más y voy a lo que veníais buscando: la receta. ¡Así que coged papel y boli que empezamos! 😀📝

INGREDIENTES:

  • 200 gr Harina Integral (yo utilicé 100 gr de harina integral de centeno eco y 100 gr de harina de trigo sarraceno eco)
  • 1 Cucharadita Bicarbonato Sódico
  • 1 Cucharadita Levadura
  • 1/2 Cucharadita Sal
  • 1/2 ó 1 Cucharadita Canela (según gustos)
  • 60/90 gr Miel  (entre estas cantidades, según lo dulce que lo queráis)
  • 60 gr Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 80 gr Yogur Natural
  • 3 Huevos L
  • 1 Cucharadita Pasta de Vainilla
  • Ralladura de una Naranja
  • 1 Naranja sin piel
  • 25 gr Semillas de Amapola

ELABORACIÓN:

  • Encendemos el horno a 175º C con calor arriba y abajo para que vaya alcanzando la temperatura.
  • El proceso de elaboración es muy sencillo porque lo haremos con una batidora o un robot de cocina, así que ya veréis que no se tarda nada.
  • Sacamos la ralladura de naranja y la reservamos.
  • Ponemos la naranja sin piel en el bol donde vayamos a batir o el cuerpo del robot y la trituramos.
  • Añadimos ahora el yogur, la miel, la vainilla, los huevos y la ralladura y volvemos a batir para que se integre.
  • Por último, ponemos el aceite, la harina, el bicarbonato, la levadura, la sal, la canela y las semillas de amapola y batimos lo justo para que esté todo integrado. No conviene sobrebatir.
  • Vertemos en el molde engrasado (yo uso spray desmoldante) y llevamos al horno ya precalentado.
  • Dejamos que se haga durante unos 40 minutos o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.
  • Llegados a este punto lo sacamos y lo dejamos sobre una rejilla unos 15 minutos para que se temple. Luego desmoldamos y dejamos que el bizcocho se enfríe por completo sobre la rejilla.

Tened en cuenta que este molde es más bien pequeño, tiene unas medidas de 24 x 14 cm. Si queréis hacerlo en un molde más grande podéis sin problema, sólo tenéis que doblar todas las cantidades excepto la sal. 👌

¡Espero que os haya gustado! Como veis la forma de hacerlo es súper rápida así que ya no tenéis excusa… ¡Manos a la masa y a contarme luego qué tal os ha quedado! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *