Bizcocho de Miel y Nueces

¡Hola! Aquí vengo de nuevo con una receta de un bizcocho, ¡que sé que os encantan! De vainilla, miel y nueces… No me digáis que no os gustas esta combinación. 😋

Esta receta la he modificado a partir de una receta del libro “Cake Days, Recetas para hacer que cada día sea especial“, un libro de The Hummingbird Bakery que tenéis en Amazon a sólo 5,95€, merece muchísimo la pena. Si te interesa puedes verlo en este enlace.

Este molde ya sé que os encanta, porque triunfa cada vez que lo uso para alguna receta, pero siento deciros que viene de Estados Unidos ya que es un modelo exclusivo de Nordic Ware para Williams Sonoma. Eso sí, si queréis que os recomiende uno del estilo yo elegiría el Heritage Loaf Pan que podéis encontrar en Claudia&Julia de rebajas. ¡Es precioso también!

Bueno va, que ya no os doy más la lata y voy al lío con la receta, ¡que seguro que estáis deseando! 🙃 ¡Ah! Una última cosa: tened en cuenta que este molde no es muy grande, si queréis hacerlo en uno tipo Bundt Cake yo os diría que duplicaseis las cantidades.

INGREDIENTES:

  • 190 gr Harina (yo puse 100 gr normal y 90 gr integral, pero podéis usar la que queráis)
  • 1 Cucharadita Levadura
  • 1/4 Cucharadita Sal
  • 30 gr Yogur Griego
  • 1 Cucharadita de Pasta de Vainilla
  • 1 Cucharada Miel Líquida (yo usé esta miel ecológica de lavanda de Granja San Francisco)
  • 190 gr Mantequilla (sin sal, a temperatura ambiente)
  • 120 gr Azúcar
  • 3 Huevos L
  • 60 gr Nueces Troceadas
  • Para Decorar: 1 cucharada miel + 50 ml agua (opcional)

ELABORACIÓN:

  • Empezamos tamizando los ingredientes secos (harina, levadura y sal). Si usáis harina integral parte de la harina se quedará en el tamiz, lo volcamos luego, pero no nos saltamos este paso porque nos ayuda a que el bizcocho quede más esponjoso.
  • Encendamos el horno a 170º con calor arriba y abajo para que vaya alcanzando la temperatura deseada.
  • Ahora ponemos la mantequilla junto con el azúcar en el bol de la amasadora con la pala (o en otro bol para batir con las varillas de una batidora de mano) y empezamos a batir hasta que la mezcla sea esponjosa y haya blanqueado.
  • Seguidamente, vamos añadiendo los huevos de uno en uno. Los añadimos ligeramente batidos y no ponemos el siguiente hasta que el primero se haya integrado.
  • Añadimos ahora la mitad de la mezcla de secos, luego los líquidos (miel, yogur y vainilla) y terminamos con el resto de la harina, levadura y sal.
  • Es el momento de incorporar las nueces troceadas. Lo haremos a mano y con movimientos envolventes sin agitarlo mucho.
  • Pasamos ahora la masa a un molde previamente engrasado y llevamos al horno para que se haga durante unos 45/50 minutos, o hasta que al pincharlo con un palillo este salga limpio.
  • Sacamos del horno y dejamos que se temple sobre una rejilla (unos 15 minutos) y luego desmoldamos y dejamos que se enfríe por completo sobre la rejilla.
  • Si queréis decorarlo tenéis que hacerlo en un molde en el que podáis dejar que el bizcocho se enfríe por completo. En el caso de que lo queráis así, hay que poner los ingredientes de la decoración en un cazo y dejar que se evapore aproximadamente la mitad de la mezcla y poner sobre el bizcocho caliente el sirope caliente. Luego se espera a que se enfríe por completo para desmoldar.

Me acabo de dar cuenta de que la explicación ha quedado un pelín larga para lo sencillo que es el bizcocho, pero no quería que se me pasara nada.

¡Espero que os haya gustado! Y ya sabéis, si os animáis a probar espero vuestras impresiones y/o sugerencias, ¡estaré encantada de recibirlas y tomar buena nota! 📝

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *