Tarta de Chocolate Blanco y Trufa, #Chocolovers para IKEA – Día Internacional del Chocolate

El 13 de Septiembre se celebra el Día Internacional de Chocolate y como #EmbajadorIKEA nos propusieron desde la marca hacer alguna receta con chocolate. ¡Y cómo podía decir que no! 🍫 Gracias a eso he descubierto que se celebra este día porque el autor de “Charlie y la Fábrica de Chocolate“, Roald Dahl, nació este día. (Ver fuente) Aprovecho además para dejaros este enlace, donde podéis ver todas mis recetas con chocolate (que os adelanto que son muchas).

Para este reto buscaba una receta sencilla pero en la que el chocolate fuera el protagonista en todas sus elaboraciones y… ¡misión cumplida! Y hacedme caso cuando os digo que las imágenes no le hacen justicia a lo buenísima que quedó la tarta.

¿Te animas a verla? ¡De verdad que no te la puedes perder! 😋😋

INGREDIENTES:

Para la Masa Quebrada:

  • 60 gr Mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 1 Huevo M
  • 30 gr Azúcar
  • 100 gr Harina
  • 40 gr Almendra Molida
  • 5 gr Cacao Puro
  • 1 cucharadita Vainilla

Para la Ganache de Chocolate Blanco:

  • 150 ml Nata para Montar (35% MG)
  • Chocolate Blanco (yo usé el Belöning con frambuesa de IKEA)
  • 1 cucharadita Pasta de Vainilla
  • 15 gr Mantequilla

Para la Trufa:

  • 200 ml Nata para Montar (35% MG)
  • 250 gr Chocolate con Leche (yo usé el Belöning con arándanos de IKEA)
  • Un chorrito de licor (brandy o similar)
  • 1 cucharadita Pasta de Vainilla
  • 30 gr Mantequilla

ELABORACIÓN:

  • Para esta receta empezaremos con la elaboración de la masa que será nuestra base. Para ello, ponemos la mantequilla junto con el azúcar en un bol o en la amasadora y batimos hasta que blanquee y quede una mezcla esponjosa.
  • Seguidamente le añadimos el huevo y la pasta de vainilla (yo usé la de Eurovanille) e integramos.
  • En un bol diferente, tamizamos y mezclamos la harina junto con la almendra y el cacao puro y lo añadimos a la mezcla de la mantequilla hasta que se integre todo.
  • Hacemos una bola, envolvemos en film transparente y dejamos reposar en la nevera como mínimo un par de horas.
  • Pasado este tiempo, encendemos el horno a 180º con calor arriba y abajo, ponemos entre dos pliegos de papel vegetal y estiramos con cuidado. Para que me resulte más fácil y quedase todo por igual yo he utilizado este rodillo de Joseph Joseph. Cuando la tengamos estirada, llevamos a la nevera unos 15 minutos.
  • Luego, la ponemos en el molde elegido (previamente engrasado). Yo he utilizado uno como este de Master Class. La pinchamos y la llevamos 15 minutos al congelador.
  • Sacamos del congelador y cubrimos con un papel vegetal y encima le ponemos unas legumbres o unas bolas de hornear y dejamos que se haga durante unos 20 minutos.
  • Pasado ese tiempo quitamos lo de encima de la masa y dejamos que se haga unos 5/10 minutos más, hasta que veamos que está totalmente cocida.
  • Dejamos templar fuera del horno y luego desmoldamos y esperamos que se enfríe por completo.
  • Preparamos ahora la ganache de chocolate blanco, así que ponemos la nata con la vainilla en un cazo a fuego lento hasta que llegue a ebullición. Retiramos del fuego y añadimos el chocolate blanco, dejamos reposar un minuto y luego añadimos la mantequilla y mezclamos con una lengua hasta que todo se funda y se integre. Vertemos sobre la tarta y llevamos a la nevera.
  • La trufa la prepararemos siguiendo el mismo proceso: ponemos a hervir la nata con la vainilla, cuando llegue a ese punto apagamos y retiramos del calor. Añadimos el chocolate y dejamos reposar un minuto. Seguidamente le añadimos la mantequilla y el licor y mezclamos todo.
  • La trufa debemos llevarla a la nevera hasta que esté fría, luego montamos en la batidora y aplicamos sobre la tarta con una manga pastelera. Yo usé una boquilla rizada grande como esta.
  • Decoramos con sprinkles, chips de chocolate, coco rallado… O la dejamos tal cual si nos gusta cómo nos ha quedado.

Podéis tenerla en la nevera si queréis de un día para otro o, si os dura, aguanta perfectamente sin problema. Preferiblemente guardadla en un recipiente hermético para que no coja olores raros.

¡No me dirás que no es una tarta sencilla! Y es más que ideal para amantes del chocolate como lo soy yo… ¿Te animas a probarla? ¡Espero que sí y que me cuentes el resultado! 😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *