Pan Fácil de Ajo y Orégano

Se ve que estos días estamos todos locos preparando panes y otras masas en casa, ya que tenemos un poco de tiempo para estar más atentos pues hay que aprovecharlos. Además, de esta forma evitamos salir a comprar un poco más. Así que, por si lográis encontrar harinas y levadura, os traigo esta receta de pan fácil de hacer pero con un toque de sabor diferente.

¿Os apetece probarlo? Pues os cuento cómo lo he hecho para que os pongáis en casa manos a la masa. 😉

INGREDIENTES:

ELABORACIÓN:

  • Lo primero que vamos a hacer es calentar el agua ligeramente, sólo la necesitamos tibia, y diluimos en ella la levadura.
  • En un bol amplio ponemos las harinas y las mezclamos. A continuación añadimos el agua con la levadura y una vez integrado lo dejamos reposar un tiempo de entre 10 y 20 minutos (autólisis).
  • Transcurrido el tiempo indicado añadimos la sal y la miel y volvemos a mover con la mano o con ayuda de una rasqueta para integrarlo. Lo hacemos en el mismo bol o
  • siguiendo el amasado francés.
  • Cuando veamos que la masa es uniforme, la ponemos en el bol y, con la mano ligeramente mojada, vamos a hacer unos pliegues sobre la masa de la siguiente forma: cogemos un pellizco de la parte inferior y tiramos hacia arriba, giramos un poco el bol y repetimos unas 5 o 6 veces. Como si estuviéramos formando un saco. Una vez hecho esto, tapamos el bol (yo lo hago con un gorro de ducha) y dejamos reposar 15 minutos.
  • Tras ese cuarto de hora, volvemos a repetir el proceso humedeciéndonos la mano y con 5 nuevos pliegues. Es un paso que tenemos que repetir 3 veces (serán por tanto 45 minutos y cada 15, le daremos 5 pliegues).
  • Volvemos a cubrir el bol y lo llevamos a reposar a la nevera entre 12 y 24 horas.
  • Cuando vayamos a hacer el pan, enharinamos ligeramente la superficie y volcamos la masa con cuidado. Para ello, nos ayudamos de una espátula.
  • Con la masa sobre la encimera, vamos haciendo unos 4 pliegues de fuera hacia adentro para tensar la parte de fuera pero con cuidado. Giramos con delicadeza y boleamos apretando con el lado de la mano hacia abajo de la masa.
  • Lo pasamos a un banetón enharinado o a un bol con un trapo y harina para que repose tapado una hora a temperatura ambiente (si hace mucho calor será algo menos). Hasta que la masa “rebote” al apretarla ligeramente.
  • Transcurrida media hora encendemos el horno a 250º con calor arriba y abajo (y ventilador si tenéis) y un recipiente con agua en el fondo para que genere vapor. Ponemos también en el horno la piedra o la bandeja sobre la que lo vayamos a hornear.
  • Sacamos del banetón a una superficie rígida (como una bandeja de galletas con papel de hornear) y greñamos la hogaza (hacemos un corte en la superficie).
  • Metemos el pan en el horno deslizándolo sobre la piedra o la bandeja elegida y cambiamos a calor sólo abajo durante 20 minutos. Tras ese tiempo, abrimos para quitar rápidamente el bol con agua y dejamos con calor sólo abajo pero ahora a 220º durante otros 20 minutos.
  • Una vez pasado este tiempo, comprobamos que el pan esté hecho, hay dos formas más comunes: comprobar con un termómetro de pincho si la temperatura del centro del pan supera los 96º o golpear en la parte de abajo como si se llamara a una puerta (debe sonar hueco, cuidado con no quemarse).
  • Cuando esté hecho lo dejamos sobre una rejilla para que se enfríe por completo. No debemos cortarlo aún porque durante ese tiempo y con el calor residual termina de hacerse.

¿Qué os ha parecido? ¡No me podéis negar que es súper fácil! Yo aún tengo muchas cosas que aprender en el mundo panarra pero poco a poco voy probando y lanzándome con cosillas diferentes. ¡Sobre todo sin miedo! 🤗

1 comentario en “Pan Fácil de Ajo y Orégano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *