Pan de Muerto

Hoy quería compartir con vosotros esta receta tradicional mejicana para su “Día de Muertos” que es como allí celebran el que aquí en España llamamos “Día de Todos los Santos“. Llevaba mucho queriendo probar esta receta, ¡ya sabéis que las masas levadas me encantan! Pero entre una cosa y otra la había ido dejando y el hecho de que Daniel Jordá la compartiera en su cuenta de Instagram fue el empujón que me faltaba. Os adelanto que no puedo estar más contenta. El aroma que dejó en toda la casa mientras se horneaba fue brutal y de sabor está deliciosa. Además no es una receta de las imposibles, sólo hay que estar atentos a la masa y a cómo se va transformando con el paso del tiempo. ¡Yo incluso la amasé a mano! 😱

Os dejo a continuación todos los detalles y os recomiendo que leáis atentamente la receta. Yo ya os digo que seguí los ingredientes y pasos de Daniel Jordá y, además, para el formado, también me apoyé en este post del blog Pimienta Dulce. Aprovecho para recomendaros su cuenta si no la conocéis porque Irene e Iván son muy TOP.

INGREDIENTES:

Para el Prefermento:

  • 100 gr Harina (yo usé panificable)
  • 60 gr Agua
  • 0,2 gr Levadura Seca de Panadero

Para la Masa:

  • 500 gr Harina de Fuerza
  • 120 gr Azúcar
  • 12 gr Sal Fina
  • 45 gr Aceite de Oliva Virgen
  • 85 gr Mantequilla Fría
  • 160 gr Huevo (fueron 3 huevos en mi caso)
  • 100 gr Leche
  • Todo el Prefermento
  • 8 gr Levadura Seca
  • Ralladura de una Naranja
  • 15 gr de Licor (yo puse brandy)

Para Cubrir:

  • Mantequilla Fundida
  • Mezcla de Azúcar Blanquilla y Canela

ELABORACIÓN:

Prefermento:

  • En un bol, ponemos todos los ingredientes e integramos.
  • Tapamos y dejamos reposar a una temperatura de unos 21º aproximadamente durante 6/8 horas.
  • Transcurrido este tiempo podremos empezar a preparar nuestra masa.

Amasado a Mano:

  • En mi caso este fue el procedimiento que seguí, decidí hacerlo a mano.
  • Para ello, ponemos en un bol todos los ingredientes juntos y empezamos a mezclarlos con la mano o con ayuda de una rasqueta o espátula.
  • Cuando más o menos vayan estando integrados los sacamos del bol y empezamos a amasar sobre una superficie hasta conseguir una bola con todos los ingredientes juntos.
  • Una vez llegamos a este punto tapamos la masa con el bol y dejamos reposar 10 minutos.
  • Tras ese tiempo vamos haciendo amasado francés (empezando suavemente) durante unos 5 minutos.
  • Ahora iremos alternando reposos con amasados enérgicos hasta que veamos que el gluten está bien desarrollando haciendo la prueba de la membrana (estirando la masa y que se quede muy fina sin romperse.
  • Llegados a este punto, pasaríamos al proceso de fermentación que os dejo más abajo.

Amasado en Máquina Amasadora:

  • Si nos decantamos por este proceso, pondríamos en el bol de la amasadora todos los ingredientes excepto la mantequilla y empezaríamos a amasar.
  • Cuando todos los ingredientes estén más o menos amalgamados, vamos añadiendo la mantequilla cortada en cubos para que se vaya integrando poco a poco.
  • Dejamos que forme una bola y paramos para que repose con el bol cubierto unos 10 minutos.
  • Tras este tiempo, vamos amasando con el gancho hasta que la masa pase le prueba de la membrana (que podamos estirarla hasta que quede muy fina sin romperse, como una pompa de chicle). Podemos hacer un amasado largo a velocidad media o ir alternando periodos de amasado con reposos, esto dependerá un poco de vuestra máquina.
  • Una vez que tengamos la masa correctamente desarrollada, pasamos a la fermentación de la masa.

Fermentación y Horneado:

  • Con la masa bien formada habiendo pasado la prueba de la membrana, hacemos una bola, la ponemos en un bol y la cubrimos con un film, una tapa… Que esté lo más hermético posible.
  • La fermentación en bloque la haremos en nevera, pero antes vamos a dejarla a temperatura ambiente unos 45 minutos para que arranque ese proceso.
  • Pasado ese tiempo llevaremos la masa a la nevera para que fermente durante 24 horas.
  • Al día siguiente sacaremos la masa de la nevera, dejaremos templar unos 15 minutos y pasaremos a cortarla en porciones para formar nuestros panes. Yo la corté en tres y me salieron unos bollos de unos 15 cm de diámetro cada uno. Si los queréis más grandes podéis hacer dos o 4 si os gustan más pequeños.
  • De cada porción tenemos que cortar una muy pequeñita para la bola central y otras dos un poco más grandes para hacer los huesos.
  • Sacamos estos pequeños trozos de la masa y boleamos muy bien la parte restante.
  • Cuando la tengamos, vamos cogiendo las porciones más grandes, las estiramos como un churro y apretando con tres dedos dejamos 3 marcas centrales más finas y 4 bolas más gordas dentro de ese mismo churro. Repetimos el proceso hasta que cada pan tenga cruzados dos churros.
  • Luego, con las bolas pequeñas hacemos una pelota y ponemos la parte de la unión pegada en el centro.
  • Yo las puse directamente sobre la superficie donde los iba a hornear, podéis hacerlo en la bandeja del horno con un papel vegetal, con un teflón o, como yo hice, con un tapete de silicona como este sobre la rejilla del horno (os he dejado enlace porque lo tenéis de oferta ahora en Claudia&Julia).
  • Tapamos con un horno y dejamos reposar hasta que veamos que al apretar con un dedo la masa esta vuelve despacio a su sitio. Yo lo tuve unas dos horas.
  • Cuando veamos que le va quedando poco, encendemos el horno con calor arriba y abajo a 180º.
  • Justo antes de meter los panes al horno los pintamos con huevo batido con ayuda de un pincel de cocina.
  • Llevamos al horno y dejamos que se hagan unos 40 minutos. Si vemos que se empiezan a dorar mucho los podemos cubrir con un papel de aluminio para que sigan cociéndose pero no se queme la superficie.
  • Cuando los saquemos, los ponemos sobre una rejilla y estando aún calientes los pintamos con mantequilla fundida y rebozamos la parte superior con la mezcla de azúcar y canela.
  • Dejamos reposar para que se enfríe por completo y nos preparamos para disfrutar de este saborazo.

Una cosa que hay que tener en cuenta para preparar esta receta es que tiene periodos de fermentación largos. Esto nos permite poder organizarnos y jugar con el tiempo a nuestra forma. No hay que estar mucho tiempo preparando la receta, pero sí dejándola trabajar por su cuenta. En mi caso, yo empecé la elaboración el viernes por la noche con el preferemnto, el sábado por la mañana hice la masa y el domingo los formé y horneé.

Además os aviso que congelan perfectamente. Los podéis meter en una bolsa tipo zip una vez se enfríen y si los queréis desayunar los sacáis por la noche para que se descongelen despacio a temperatura ambiente.

¿Qué os ha parecido la receta? He intentado explicarla con el máximo detalle posible pero si tenéis cualquier duda ya sabéis que me tenéis a vuestra disposición por aquí o por Instagram. Sólo tenéis que escribirme y os ayudaré en todo lo que pueda. ¡Espero que os guste mucho y que os animéis a probarla! Muchas gracias siempre por pasaros y leerme. 💕

2 comentarios en “Pan de Muerto

  1. Te han quedado preciosos y deben estar deliciosos .
    Una pregunta , al sacarlos del horno no le pones ningún licor?? Solo azúcar canela y mantequilla ???

    Gracias por compartir

    1. ¡Hola Amparo!

      No puse ningún licor, sólo lo pincelé con mantequilla y le puse el azúcar y la canela.

      Muchas gracias 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *