Mi Dulce Adviento: Rosquitos Navideños de Naranja

Hace unas semanas recibí un mail de Raquel del blog Celebra de Rechupete junto a Marta de Dulces para un Ángel con una propuesta que me enamoró desde el primer momento: hacer un calendario de adviento con 24 recetas dulces, ¿no os parece genial a vosotros también? Pero bueno, igual pensáis que yo llego el día 6 de Diciembre y ya llevamos varios días con los calendarios de adviento así que os cuento un poco mejor: nos hemos unidos 24 blogs, y cada día hay un blog encargado de la “ventanita” y de traernos una receta dulce. Podéis seguir todas las propuestas si entráis aquí o si buscáis en Instagram #MiDulceAdviento, que es el hashtag que estamos utilizando.

Hasta ahora llevamos 5 propuestas increíbles y la verdad es que la presión es mucha, ¡menudo nivelón están poniendo mis compañeros/as!

Desde el momento que me ofrecieron participar tenía claro que quería hacerlo y con qué receta, porque estos rosquitos son un imprescindible en mi casa año tras año, nos encantan a todos y además lo mejor es reunirse alrededor de los fogones para prepararlos. La masa es siempre cosa mía, todas las manos voluntarias son buenas para darle forma a los rosquitos, y mi madre normalmente es la que se encarga de ponerse al fuego. Lo mejor es esto: pasar el rato en familia y si hay pequeños involucrarlos, porque se sienten importantes y normalmente les suele encantar.

Por último antes de daros la receta os diré que yo hago siempre estos rosquitos de naranja, pero se puede hacer con la misma receta cambiándolo por limón y están deliciosos igual. ¡Os cuento a continuación todo lo que necesitáis para hacerlos y espero que os guste y os animéis a probar!

INGREDIENTES:

Secos:

  • 500gr Harina (todo uso)
  • 8gr Levadura Química (1/2 sobre)
  • 1/2 Cucharadita Canela
  • 1 Pizca Sal Fina

Resto:

  • 2 Huevos L
  • 125gr Azúcar (1/2 vaso)
  • 125gr Aceite (1/2 vaso)
  • Ralladura 1 Naranja
  • Zumo Media Naranja
  • [Agua, sólo si es necesario]

ELABORACIÓN:

  • Para comenzar, ponemos todos los ingredientes de la categoría “secos” en un bol y mezclamos bien. Estos son la harina, la levadura, la canela y la sal. Hacemos un hueco en el centro (donde volcaremos los líquidos más adelante) y reservamos.
  • En otro bol, batimos bien los huevos con una varilla, le añadimos el azúcar y batimos de nuevo enérgicamente.
  • A continuación le ponemos también el aceite, la ralladura y el zumo y terminamos de integrar.
  • Vertemos los líquidos en el hueco que habíamos hecho en el centro de la harina y vamos mezclando. Podemos empezar haciéndolo con una espátula o rasqueta y cuando esté casi integrado lo ponemos sobre la encimera o la mesa, bien limpia y ligeramente enharinada y terminamos de mezclar.
  • La masa debe quedar brillante, fácil de trabajar y nada pegajosa. Si os queda demasiado dura o seca podéis poner un poco de agua.

  • Ponemos a calentar el aceite de oliva virgen extra nuevo (que no hayamos frito nada en él antes) a fuego medio – alto y cuando esté caliente pondremos un par de trozos grandes de cáscara de naranja para que pierda un poco el sabor a crudo.
  • Mientras tanto, vamos formando los rosquitos, podemos hacerlos del tamaño y grosor que más nos gusten, yo para que salgan más los hago más bien medianitos. Para ello, vamos cogiendo “pellizcos” de masa, estirándola como un palito y cerrándolos para hacer la forma del rosquito. Podemos ponerlo en un plato o en la encimera o la mesa, pero poned siempre un poco de harina para evitar que se peguen.

  • Con el aceite a media potencia, vamos introduciendo los rosquitos uno a uno poniendo especial cuidado en no salpicarnos. Al principio se irán al fondo pero luego se irán subiendo conforme se vayan haciendo.
  • Les damos la vuelta en el aceite y los sacamos cuando estén un poco dorados.
  • Ponemos sobre un plato con papel absorbente de cocina y, estando aún calientes, los bañamos en azúcar mezclada con una cucharadita de canela.
  • Luego pasamos a la fuente o recipiente donde lo vayamos a conservar y dejamos enfriar por completo (sin cerrar).

A TENER EN CUENTA:

  • Con estas cantidades he llenado una fuente redonda de unos 30cm de diámetro, si sois muchos o queréis aprovechar para regalar podéis doblar las cantidades de la masa perfectamente.
  • Preparar esta masa es muy sencillo y yo siempre la he hecho a mano, pero si vais con prisa se pueden poner todos los ingredientes en el bol de la amasadora y mezclar con la pala (poniendo los huevos ligeramente batidos).
  • En caso de que sea necesario añadir agua es mejor hacerlo poco a poco y añadir en varias veces, antes de añadir mucha agua y que nos quede una masa demasiado blanda.
  • Estos rosquitos son de los que quedan crujientes, aguantan así bastantes días pero para que se conserven mejor es conveniente ponerlos en un recipiente hermético.
  • Para que no se nos abran es importante “sellar” bien los dos extremos, para ello sólo tenemos que apretar la masa cuando cerremos el rosco.
  • No importa que la forma no sea igual, ahí está la gracia de que sean caseros pienso yo. Además con el tiempo que van a estar a fuego más o menos se van a hacer todos por igual aunque uno sea un poco más grande o más gordo que el otro (siempre y cuando la diferencia no sea abismal).
  • Es importante que el aceite no esté muy caliente porque si lo estuviera se harían mucho por fuera y correríamos el riesgo de que quedaran un poco crudos por dentro.
  • Personalmente a mí me gustan mucho sin bañar en azúcar ni canela, tal cual, así que podéis elegir cómo los dejáis o incluso hacer una parte con y otra sin.

Como un último consejo: igual necesitáis esconderlos o que alguien os los esconda porque son puro vicio, como son así pequeñitos y no son nada pesados… ¡Es casi misión imposible coger sólo uno!

Como ya os decía al principio esta es una de las recetas imprescindible en mi casa en estas fechas, de las que tenemos en el cajón escrita a mano sólo con los ingredientes porque el proceso nos lo sabemos ya más que de memoria. ¿Qué recetas tradicionales tenéis vosotros en casa? ¿Queréis compartirlas conmigo? Yo sería feliz pudiendo probar otras tradiciones y otras maravillas de este tipo… 💛

2 comentarios en “Mi Dulce Adviento: Rosquitos Navideños de Naranja

  1. Cris, muchas gracias por participar en #midulceadviento es un honor que compartas tu receta familiar con nosotros y esa maravilla de fotos que dan ganas de ponerse con manos en la masa!!! Un abrazo, feliz navidad🎄

    1. El honor es mío por poder participar en esta maravillosa iniciativa que habéis creado Marta, ¡y lo de compartir la receta si os ha gustado es aún mejor! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *