Layer Cake de Crêpes

Seguimos con el calor y con pocas ganas de encender el horno así que os traigo una receta de esas fáciles, que se prepara en un rato y que nos quita las ganas de un buen dulce.

Es una tarta de capas hecha con crêpes y rellena de mermelada de arándanos y crema de queso y chocolate blanco pero que podéis combinar con vuestros rellenos favoritos o incluso elegir uno solo. ¿Por qué os decantáis?

Os dejo ahora cómo he preparado la receta y espero que os animéis a hacerla en casa. 😉

INGREDIENTES:

  • 2 Huevos Camperos L
  • 135gr Harina de Avena
  • 250gr Leche Entera
  • 50gr Mantequilla
  • 40gr Azúcar
  • 1/4 Cucharadita Sal
  • 1 Cucharadita de Brandy (opcional)

Rellenos:

  • Mermelada de Arándanos Enteros Pazo de Vilane
  • Crema de Queso y Chocolate Blanco (80gr Queso Crema y 80gr Chocolate Blanco)

ELABORACIÓN:

  • Comenzamos fundiendo la mantequilla y dejándola templar para añadirla luego a nuestra masa.
  • A continuación ponemos en un bol los huevos junto con el azúcar y la sal y batimos bien hasta que espumen un poco.
  • Añadimos la leche, la mantequilla fundida ya templada y el brandy (si lo vais a poner) y lo mezclamos todo.
  • Incorporamos la harina con unas varillas y ya podemos comenzar a preparar nuestros crêpes.
  • En una sartén del tamaño que queramos pero que sea antiadherente ponemos un poco de mantequilla y dejamos que se caliente a fuego medio-alto. Con una servilleta absorbente limpiamos el exceso de mantequilla y ponemos una cucharadita de nuestra masa. Dejamos que se haga por uno de los lados y giramos para que se haga también por el otro.

  • Este mismo proceso lo vamos repitiendo hasta terminar con nuestra masa, aunque no es necesario poner mantequilla cada vez. Después de sacar un crêpe podemos ponerle un poco de la misma grasa que ya tenemos en la servilleta y no se nos quedará pegado el siguiente.
  • Los vamos poniendo todos en un plato sobre una servilleta absorbente y reservamos para luego montar nuestra tarta.
  • Mientras tanto podemos preparar también la crema de chocolate blanco. Para ello, fundimos el chocolate al baño maría y lo mezclamos con el queso cuando se temple.
  • Una vez tengamos todos los crêpes podemos empezar a montar la tarta con la crema que hemos preparado y la mermelada elegida.
  • Así que ponemos el primer crêpe en el plato o bandeja que hayamos seleccionado y empezamos a poner por tandas, una de la crema de chocolate blanco y un crêpe encima.

  • Luego una de mermelada y otro crêpe de nuevo. Así hasta que terminemos.

  • Para decorar yo puse con una manga unos puntitos de la crema de chocolate y dentro un arándano sacado de la propia mermelada.

Y ahora a buscar la mejor compañía y compartir este postre. ¿Alguien se resiste a un trocito?

Sólo os diré que en casa desapareció, ¡para la próxima utilizaré otros rellenos diferentes que si no se acostumbran a que repita y no puede ser! Espero vuestras ideas y sugerencias en los comentarios, ¿ok? 👌🏽

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *