Bizcocho Saludable (hecho en sartén Dupla de BRA)

Hoy os traigo una receta especialmente pensada para ahorrarnos encender el horno. Porque no sé en vuestras casas, pero en la mía encenderlo ahora es locura total. Y como a pesar de no querer encenderlo, no me resisto a hacer bizcochos pues probé a hacer este en la sartén Dupla de BRA (que además ahora tenéis en rebajas aquí).

La verdad es que es una opción muy rápida y cómoda, ¡y encima que está rica! Os dejo todos los detalles por si os queréis animar a hacerlo.

INGREDIENTES:

Compota:

  • 215 gr Manzana Golden
  • 1 chorro Limón
  • 60 gr Agua
  • 1/2 cucharadita Canela
  • 1/2 cucharadia Pasta de Vainilla

Bizcocho:

  • 2 Huevos L
  • Compota de Manzana
  • 20 gr Dátiles Medjool (hidratados y triturados)
  • 40 gr Aceite Oliva Virgen Extra
  • 60 gr Leche o Bebida Vegetal
  • 1 pizca Canela
  • 1 cucharadita Pasta de Vainilla
  • 15 gr Levadura
  • 80 gr Copos de Avena
  • 70 gr Almendra Molida

ELABORACIÓN:

Compota:

  • Empezamos preparando la compota de manzana. Para ello, ponemos en una sartén o cazo todos los ingredientes con la manzana troceada y dejamos que se haga a fuego lento.
  • Vamos removiendo continuamente para que todas las manzanas se hagan y cojan sabor a canela y vainilla.
  • Cuando veamos que la manzana está totalmente blanda, lo tendremos listo.
  • Podemos “machacarla” con un tenedor o triturarla con la batidora, lo que mejor os venga.

Bizcocho:

  • Para preparar el bizcocho batimos antes de nada los huevos y a continuación les añadimos la compota y los dátiles.
  • A continuación añadimos, mientras batimos a velocidad mínima, el aceite de oliva.
  • Una vez integrado ponemos la leche junto con la canela y la vainilla y mezclamos.
  • Por último incorporamos la levadura, la almendra molida y la avena y volvemos a mezclar hasta tener una mezcla homogénea.
  • Precalentamos la sartén por ambos lados (previamente pincelada con aceite de oliva) y rápidamente vertemos la mezcla y cerramos para que el calor se reparta mejor.
  • Lo haremos a fuego medio y, pasados unos minutos, le damos la vuelta.

Se hace mucho más rápido que en el horno (también hay que tener en cuenta que es un bizcocho fino) y en cuanto esté listo lo pondremos sobre una rejilla para que se enfríe. Por supuesto también se puede hacer esta misma receta en el horno sin problema ninguno.

Si hace mucho calor, yo os aconsejaría conservarlo en la nevera o congelar lo que vayáis a tardar en comeros más, que las elaboraciones con huevo y fruta no son muy amigas de las altas temperaturas. 😉

¡Espero que os haya gustado la receta y que os animéis a probarla! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *