Crema de Puerros

Ahora que ya pasaron las fiestas y volvemos con la intención de comer mejor, ¿qué os parece esta crema de puerros? Nunca había probado una crema cuyo ingrediente principal fuera el puerro, ¡y mira que es típica! Pero un día hablando con mi prima me la recomendó y me puse manos a la obra. Para hacerla me he basado en esta receta de Alfonso del blog De Rechupete (que si aún queda alguien que no conozca este blog se lo recomiendo mucho).

Esta es una crema bien sencilla, que se hace en poco rato y que sienta genial para tomar algo calentito (aunque imagino que templada o fría también estará buena). ¡Os dejo la receta y espero que os animéis a probarla que ya veréis que está deliciosa!

Ingredientes (para 2 personas):

  • 30ml Aceite
  • 1 Cebolla Pequeña
  • 2 Puerros
  • 1 Patata Mediana
  • 175ml Agua
  • Sal y Pimienta (al gusto)
  • 50ml Leche
  • 2 Quesitos (loncha o porciones, opcional)
  • Jamón (para decorar, 2 lonchas o a taquitos)

Elaboración:

  • Ponemos en una olla el aceite a fuego medio y dejamos que coja calor.
  • Mientras tanto, cortamos la cebolla en daditos pequeños y, una vez el aceite esté caliente, la añadimos y bajamos el fuego para que se poche. Para que se haga antes podemos añadir un pelín de sal y tapar la olla.
  • Troceamos también el puerro, quitándole la parte verde (no lo tiramos, lo reservamos para otros usos), y cortamos la parte blanca por la mitad y a tiras. Lavamos ligeramente en un escurridor y cuando la cebolla esté pochada lo añadimos a la olla.
  • Pelamos una patata, la lavamos y la troceamos (pero tronchándola, no cortándola) directamente sobre la olla cuando el puerro empiece a estar en su punto. Dejamos un par de minutos y luego añadimos el agua, la sal y la pimienta al gusto y dejamos cocer hasta que esté cocida.
  • A continuación batimos ligeramente, luego le añadimos la leche (si le vamos a añadir el queso lo hacemos al mismo tiempo que la leche) y volvemos a batir hasta que quede una crema homogénea.
  • Para preparar el jamón ponemos en una sartén a fuego medio-alto las tiritas o taquitos y movemos de vez en cuando para que se hagan por igual. No es necesario poner aceite porque el jamón al calentarse soltará algo de grasa. Cuando esté listo lo repartimos sobre nuestra crema y… ¡ya tenemos el plato listo!

Recordad que estas cantidades son para dos personas, si queréis hacerla para más sólo tenéis que multiplicar las cantidades las veces que necesitéis. Ah! El toque crujiente del jamón le va ideal, pero si queréis podéis sustituirlo por unas semillas por ejemplo, ya eso depende de los gustos de cada uno.

¡Hasta aquí la receta de hoy! Vuelvo pronto con una nueva receta, aunque no sé aún si será dulce o salada… ¡Lo descubriremos pronto! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *